miércoles, 11 de febrero de 2015

TAROT, RUEDA de la FORTUNA


La rueda de la Fortuna corresponde al Arcano Mayor X,  del TAROT y se lo considera 
una Carta de Transición. Sus significados son múltiples de acuerdo a la pregunta
del consultante y a las cartas que acompañen. Se la conoce como Rueda de la Vida
o Rueda del Destino y nos evoca el aspecto dinámico de la Vida.



Esta carta sugiere movimiento uno llegó a un punto de inflexión o de no retorno, 
no es posible seguir en la quietud, ni esperar a que otros decidan por nosotros, 
si queremos avanzar la única opción es la de equilibrar el movimiento.

 Este avance a veces significa dejar algo atrás 
o simplemente empezar algo nuevo.

Para ello deberemos hacer buen uso tanto de nuestra racionalidad humana como 
de aquel instinto más primitivo al que llamamos animal, de lo contrario alguien
nos hará sentir que estamos errando el paso.
La Esfinge que aparece arriba tiene la espada que puede ser tanto la espada de la 
Justicia como la varita del Mago o incluso la del Diablo, pero hará sentir su poder 
si instinto y razón no logran negociar y equilibrarse. 

También nos invita en un sentido mas amplio a hacer uso de nuestra Sabiduría 

Habrá que encontrar un saludable equilibrio y moverse, no importa la edad si la 
actitud de confianza, apertura para el cambio que se viene y expectativa acorde.



En otras representaciones la RUEDA DE LA FORTUNA, está más ligada al
 FATUM, HADO o DESTINO, somos responsables por nuestras decisiones, 
mientras las Parcas tejen los hilos de nuestra Vida, desde que nacemos
 hasta que morimos.

Ellas son Diosas del Destino, tres Deidades hilanderas Cloto, Láquesis y Atropos 
que escriben el destino de los mortales en un enorme muro de bronce y nadie puede 
borrar lo que ellas escriban, aunque es relativo y metafórico el mito.
Sus lanas eran blancas pero en el tejido de la trama se entremezclan hilos negros, 
que representan los momentos más sórdidos y los dorados que son los más felices.

Luego de tejer ellas consideraban cuándo era tiempo para cortar los hilos
de manera que las Parcas nos recuerdan que no hay tiempo que perder. 

Nuestra vida gira al tiempo de la Rueda y en ella vamos eligiendo cada tanto
un sendero nuevo, algo por iniciar, algo por terminar, es un concepto
dinámico que llama a la vida a evolucionar y aceptar los cambios.

Es muy común que cuando un consultante está por terminar un ciclo ya sea
vincular, laboral o de salud aparezca este Arcano, ahí se desplegarán varias
opciones y cada quien en la intimidad de su Alma sabrá tomar la decisión correcta. 

Es un Arcano de incertidumbres, mutación y de finales abiertos. 
Hay que animarse a hacer ese giro y aprender de esta experiencia.

No es casual que la Rueda de la Fortuna sea anterior a LA FUERZA en la que
vuelven a entremezclarse instinto y razón , causando cierta tensión necesaria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario