lunes, 23 de febrero de 2015

CEBOLLA y SALUD

Hay una saludable tendencia a retomar antiguas formas de curas, de aquellos 
tiempos en que no había web, ni acceso a información y muchas veces, 
el simple hecho de leer estaba reservado para unos cuantos.
Ese era el conocimiento de las abuelas, un saber intuitivo, sin efectos
secundarios y que empíricamente estaba avalado, lo que se aplicaba
sea en forma de compresas, infusiones, sopas, yuyos, etc. curaba.
Y por muy feo que sea el sabor, nadie dudaba de su eficacia.

En eso mujeres sanadoras y brujas han sido confundidas según quienes
las miraran, pero nadie dudaba en acudir a ellas cuando la enfermedad
apremiaba, ahí los prejuicios se diluían enseguida.

 Hoy sabemos que la cebolla no sólo es alimento sino también medicina, 
  su principio activo es la alicina un poderoso antibiótico, además es rica en 
sales minerales, potasio, calcio, hierro y fósforo. Tiene vitaminas B3, B6, C y E.
De manera que nuestras abuelas sabían de alguna manera su valor.


Hay una historia que circula y que se ubica durante la epidemia de gripe española
se habla de un doctor que solía visitar a las familias del campo que estaban
más alejadas de los lugares de contagio. A pesar de esto, muchas de ellas
murieron, pero una en particular se mantuvo sana. ¿ El secreto ?
LA CEBOLLA, ellos habían colocado estratégicamente en todas las
habitaciones platos con cebollas peladas, de esa manera evitaron
el contagio. Las cebollas son antisépticas, antimicrobianas y 
parece ser que neutralizan los gérmenes que pululan en el aire.

Muchos pacientes de enfermedades respiratorias como bronquitis o 
neumonía, han experimentado colocando un plato cerca de su cama,
a los pocos días, las cebollas se oscurecen y el paciente mejora.
Si tenemos un local donde concurre mucha gente, en especial durante
los meses de frío, es aconsejable colocar algunas cebollas y ajos para
evitar el contagio. Esto no se riñe con ningún tratamiento, es sólo 
preventivo, con probar no cuesta nada. 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario