domingo, 8 de febrero de 2015

EL SUEÑO COMO CONSUELO

Aceptar la Vida, transitarla es de por si una Gracia, una posibilidad o un sendero,
 cuyo final no podemos anticipar.
Y hay con suerte un período de Gracia en la niñez, nuestros deseos son poderosos, 
no hay noción de las pérdidas y tal vez si somos especialmente solitarios, hasta
 podamos estar en la compañía de Duendes o amigos imaginarios.
Pero a medida que avanzamos se van presentando necesariamente dificultades, 
escollos y ausencias. No queda otra que crecer.

Es que aceptar la Vida lleva implícito el hecho de aceptar
 a la Muerte, es cuestión de Tiempo. 

Ambas se retroalimentan y se yuxtaponen,  -si queremos o podemos dejar la queja-   trataremos de ahondar en cierto conocimientos o de encontrar en cada Credo o
filosofía una ilusión y un aliciente para seguir.
Este sendero es íntimo, personal y absolutamente voluntario. 
Supone un poco de comprensión y una visión más amplia de la vida y sus 
circunstancias. La cuestión es que nuestra vida transcurre y con ella nuestra
 mente conciente registra todo tipo de información y la decodifica como 
puede, el Inconsciente hace un proceso paralelo, pero lo guarda.
Ese material lo encontramos a veces en el proceso de una enfermedad, en  
chistes, ensoñaciones, expresiones artísticas o en nuestros sueños.



En definitiva la Conciencia tiene sus limitaciones de espacio, tiempo y tiene su Ley
 y está bien que esto suceda en la vigilia, para tener un comportamiento 
medianamente acorde. Pero el INCONSCIENTE es infinito, soberanamente 
libre, es bueno y es saludable, acceder en sueños a esa libertad.

¿Qué pasa cuando hemos perdido a alguien ?

Y en esto vale una aclaración, no necesitamos que la muerte ponga una distancia tan
irreversible entre las personas. A veces, por la circunstancia que sea, hay gente  a la
que jamás volveremos a ver, en cambio hay personas que han partido y que están 
mas presentes que nunca y los extrañamos.
Claro que queremos ser Magos y reproducir aquello que vivimos una y otra
vea, reirnos, charlar, escuchar esa Voz o recorrer esos lugares, para
la Conciencia es imposible, para el Inconsciente no hay límite.


Hay una técnica en la que despues ahondaré llamada SUEÑO LUCIDO.
Ella requiere cierto entrenamiento y está sostenida en el DESEO.
Lleva un tiempo desarrollarla, pero es posible para quien anhele
hacer uso de esta herramienta, hay que estar dispuesto a pasar ese Umbral,
con prudencia pero sin temor. 
Soñar nos puede recrear un instante muy vívido con aquellos que no están.
No sólo podemos verlos, también podemos preguntar algo que no pudimos 
preguntar, decir algo que no pudimos decir, viajar a donde hubiéramos 
querido ir, etc. Recrear en un sueño esa realidad alternativa, puede darnos
un inmenso consuelo de saber que toda distancia es circunstancial.
Se dice que los Sueños abren portales, que ellos sortean tiempo y espacio
estoy absolutamente convencida de que esto es así.
SUEÑOS LUCIDOS ! para quien quiera desarrollar esta posibilidad


Los Sueños Lúcidos son parte de nuestra herencia ancestral.







No hay comentarios:

Publicar un comentario