martes, 3 de febrero de 2015

ARIES, el Yo soy

Los nativos de Aries, tienden a priorizar sus deseos y necesidades, por encima de los 
deseos y necesidades de los demás, se impone en él la premisa del Yo soy, y 
difícilmente cambie esta pauta. Tiene una energía fuertemente masculina que 
los hace tomar siempre la iniciativa. Es un signo de acción.

Está regido por el Planeta Marte: Por lo tanto la persona de Aries no le teme a la confrontación y en muchos casos la busca, ya que entiende que en la vida hay que 
pelearla. Marte representa a la guerra, con lo cual la actitud es siempre de alerta y de
cierta tensión. Son personas que desarrollan cualquier actividad con mucha 
intensidad y a veces se exceden llegando a niveles de agotamiento. 
Casi siempre están dispuestos a conseguir lo que quieren y difícilmente se rinden. 
  Aries no es un signo negociador, es un signo de acción y de mucha energía. 
El día en que fluye su mejor energía es el Martes. 

Su elemento es el Fuego:  Lo que le aporta al signo ciertas conductas impulsivas
Aries no es un signo que utilice mucho la reflexión ni el pensamiento, si la
acción. Necesitan siempre buscar nuevos objetivos y llevarlos a cabo.
Son extrovertidos, entusiastas y tienen que ejecutar sus planes rápidamente.
Suelen ser muy impacientes y a veces autoritarios. Difícilmente algo los detenga 
cuando tienen un propósito, no es un signo que se deje dominar por la emoción, 
el fuego le aporta fuerza, coraje y mucho dinamismo.
Son muy directos y frontales en la comunicación, de manera que a veces
suele resultar chocante tanta sinceridad. 


Su número es el 7: Este número le aporta al signo cierta capacidad analítica que lo
lleva a preguntarse sobre la naturaleza de las cosas, los porqué y los cómo. Es el
número de la búsqueda espiritual que si puede desplegarse en Aries, lo favorecerá 
ya que irá atemperando un poco la energía del signo, dándole cierta estabilidad.
El 7 es el número del entendimiento que a veces necesita tener sus  
momentos de soledad para profundizar en cuestiones relacionadas 
con la existencia y sus circunstancias.
Trabajar este aspecto es muy importante para Aries. 

Su metal es el hierro, su piedra la Amatista, en la que encontrará cierta
calma y serenidad. 

Aries es un signo que tiene que desplegar su actividad ya sea en el trabajo o en 
una actividad física, por eso encontraremos muchos deportistas de este signo. 
Eso también estabiliza su temperamento y los ayuda a canalizar mejor
su energía. No se pueden quedar quietos mucho tiempo. 




Signo opuesto y complementario LIBRA



 Aries es el primer signo del Zodíaco su planeta es Marte y su elemento es el Fuego, 
de manera que los arianos suelen ser sumamente enérgicos y tratarán de imponer 
su autoridad. Suelen ser muy trabajadores y honestos, si son elocuentes serán 
sinceros aunque a veces no midan la calidad de sus palabras. 
Dicen lo que piensan y como les sale, de manera que en este signo rara vez
encontramos ocultas intenciones, lo que dicen suele ser lo que sienten. 
Prevalece en ellos la acción, aunque les cuesta trabajar en equipo porque casi 
siempre toman la iniciativa y una vez encontrado el rumbo son muy entusiastas.


Su animal es la Cabra que le aportará al signo sus potencias y limitaciones.
La cabra es inquieta y activa, de mucha resistencia física, pero bastante
conflictiva en su carácter, suele ser bastante terca.

Aries tiene potencia, dinamismo, empuje y una gran capacidad para
iniciar, pero le cuesta aceptar las opiniones de sus compañeros.

El gran desafío para Aries es dominar su energía y desplegarla
en acción, aceptando que no es el único ni el mejor.

Otro aspecto a trabajar es su egocentrismo y ser mas accesible al diálogo
con los demás, para esto primero tiene que trabajar su diálogo interno
y ser un poco mas reflexivo.

Desarrollar la tolerancia y manejar mejor su energía sin duda lo
ayudará a cosechar éxitos, tanto en lo laboral como en lo afectivo, ya que tiene 
una gran capacidad de liderazgo. 

Un Aries que no desarrolla la templanza puede caer en el egoísmo y
afectar mucho a sus relaciones familiares.

Si no controla su energía podrá tener conductas de violencia.





No hay comentarios:

Publicar un comentario