domingo, 22 de febrero de 2015

LA OVEJA NEGRA

¿ Qué familia no tiene una oveja negra ?

Creo que ninguna, pero nadie desarrolla conductas diferentes al clan porque si,
siempre subyace una razón inconsciente, generalmente ligada a los 
Secretos de familia, ellos nos preceden, de eso no se habla, pero buscan
manifestarse en las ovejas negras, saltando generaciones.

A veces los secretos no involucran a miembros de la familia, sino a personas
que hayan estado vinculados estrechamente con la familia, es el caso de un 
amante del padre o de la madre o al hijo o hija de esta unión de la que nunca
se habló. En el caso de familiares afecta a los rebeldes, enfermos, alcohólicos,
disidentes por cuestiones políticas,  religiosas o ideológicas 
 que fueron condenados al silencio o a la exilio del sistema.

La exclusión de la familia significó para nuestros ancestros MORIR,
quien no pertenecía al clan no tenía chance. Hoy las cosas han variado un
poco, pero el dolor de la exclusión afecta a los mismos circuitos neuronales
que a los del dolor físico. Ser excluído duele y condiciona la vida de una
manera significativa, producirá estados de enojo y tristeza, inseguridad y
miedo, impotencia y frustración. También teñirá otras relaciones humanas.
Por eso es de vital importancia saber, qué información hay en el excluído.

Alejandro Jodorowsky propone hacer nuestro Arbol Genealógico,
  El Árbol puede ser nuestra mayor trampa 
o nuestro tesoro más preciado. 


En el buscaremos respuestas, independientemente de la colaboración o no
de la familia. Si permanecemos en el deseo de ser amados o aceptados, 
estaremos desviando energías de nuestro presente.
Si seguimos con el mismo programa durante nuestra vida adulta, todas
nuestras relaciones se afectarán y trasmitiremos una información dolorosa
a nuestros hijos. De manera que si experimentamos la exclusión, lo mas 
saludable es no repetirla, cada generación debería superar a la anterior.
Hay familias enteras de excluídos, hijos, nietos, bisnietos, etc. 

Hay una información presente en todo sistema familiar llamado campo
morfogenético, por medio del cual el excluído repite el programa de un 
"doble" de la familia, alguien nacido próximo a la fecha de nacimiento.
Algunos extienden esta información a 7 generaciones otros a 4.

El excluído entonces puede repetir por "lealtad" a ese doble, una historia
de alcoholismo, abandono, obesidad, rebeldía o verguenza.
Liberarse de esta lealtad, devolverla al ancestro y seguir avanzando
sin duda son las mejores opciones para sacar incluso el mejor provecho
de esta experiencia. Ser incluído también supone sumisión, adaptación
a un sistema muchas veces autoritario, dependencia y otros problemas,
esta condición también influye en las elecciones, el incluído elige lo que
el clan acepta como correcto y el miedo al rechazo prevalece.

En cambio el excluído, si puede resolver el entramado genealógico, 
atravesará ese aro de fuego y saldrá a la vida con autonomía, independencia 
y mayor libertad, aprendiendo a no cometer estos errores, tratará de sanar
su Arbol y llevará luz a las próximas generaciones.



Valorará su coraje, comprenderá que a veces es mejor estar lejos y
desde otro lugar de amor creará su propio clan, aceptando diferencias. 




  

No hay comentarios:

Publicar un comentario