viernes, 13 de febrero de 2015

LA TELESITA

 La TELESITA, es el nombre con el que se recuerda a quien fuera Teresita o Telésfora 
del Barco, su nacimiento se ubica en la segunda mitad del siglo XIX en Santiago del 
Estero en el seno de una familia que gozaba de una sólida posición económica.. 
TELESITA era una niña de singular belleza de largos cabellos negros y ojos 
azules violeta como los de su padre.
Sus padres eran Pedro del Barco, descendiente de españoles,  su madre fue 
María Rosa Gomez, una dulce mujer cuya pasión era la música, ejecutaba 
con maestría el piano y el arpa,  reproduciendo obras clásicas y folclóricas.

La infancia de Teresita transcurre felizmente en una finca llamada " La Aurora" 
al pie de las Sierras de Guasayán en la casona patriarcal, rodeada de 
hacienda el paisaje es  bellísimo y la bella música viaja con el viento.




En su adolescencia se producen dos cambios trascendentes, primero, empieza 
a despuntar en ella una belleza que la hace destacarse e incentiva a sus padres a 
trasladarse a la Ciudad de Santiago del Estero con el fin de proveerle 
estudios y vincularla con jóvenes de su edad.
Por otra parte su padre en desacuerdo a las políticas implementadas por Rosas, 
empieza a ser denostado bajo el mote de adversario, lo cual le hace ganar 
varias enemistades, ente ellos la del mismo Gobernador.
Tantos escollos hacen que la familia vuelva a "La Aurora", ahí Teresa aprende
de los arrieros y sus mujeres todas las labores de campo y las infinitas medicina
que le ofrecen los "yuyos" del monte santiagueño.  
A medida que Teresita llega a su edad casadera sus padres deciden
reemprender su viaje hacia la Ciudad de Santiago, pero al llegar quedan
desolados, el cólera se había propagado por toda la Ciudad.
Cumpliendo la cuarentena obligatoria caen víctimas de este mal y mueren.



Tan profundo es su dolor que es imposible seguir viviendo en "La Aurora",  se muda
a una casita en un vallecito cercano a Santiago, donde es asistida por Doña Amalia, 
quien la había críado desde chica y la acompaña en su tristeza. Telesita, perdida 
deambula desde la casa hasta la tumba de sus padres en busca de consuelo.

En ese tiempo conoce a su gran amor, un joven estanciero  Eumelio Ahumada. 
Llegan los Carnavales y en un baile otro joven invita a Teresita a bailar
Juan Manuel Amaya un joven criollo muy atractivo y carismático.
Dicen que la mirada de Juan Manuel produjo en Teresita tal encantamiento que 
ella no pude resistirse a la invitación y desde ahí la historia pega un viraje más 
trágico. Los rumores no se hacen esperar, entonces ambos hombres convienen
tres retos, duelo de payadas, duelo de baile y finalmente duelo de cuchillo.
Como precario jurado estaba la gente que asiste al lugar y califican con aplausos
en el fragor de la bronca y el alcohol, deciden que deben trabarse en un duelo a 
cuchillo, en el que ambos pierden la vida. 



Y así sin mediar palabra Telesita revive la desgracia de perder a aquellos 
que ama. Dicen que al enterarse de la trágica noticia huye y se refugia en 
La Banda, pero de la noche más oscura de su Alma resurge el amor hacia
esos "yuyos" con los que había aprendido a curar muchos males.
Su fama de Santa y Curandera se extiende por toda la Provincia, su amor hacia
los demás y su vocación por aliviar el dolor de quienes pedían su ayuda, alivia
su propio dolor. Dicen que buscando unos "yuyos" en el monte es alcanzada
por un Rayo y vuelve envuelta en llamas.
Hay otras versiones sobre la Telesita que la identifican como un "alma inocente"
con cierto retraso o incluso muchos en ese tiempo la consideran bruja.
También hablan que su fin se produjo en Loreto a causa del alcohol con el que 
intentó apaciguar su pena, pero como sea se la considera errante entre
el mundo de los vivos y los muertos, intercediendo a favor de los más humildes.





Las versiones varían según quien las cuente, pero la Telesita ha despertado 
devociones plasmados en Rituales llamados TELESIADAS.

En ellos los promesantes deben cumplir ciertas pautas. 

Cursar la invitación a la mayor cantidad de hombres y mujeres que puedan 
acompañar al promesante en su pedido.
El promesante debe preparar con anticipación un amasijo y darle forma de Angel, 
luego cocinarlo hasta que esté dorado, este se colocará en la mesa cubierto de blanco 
mantel, rodeado de velas, flores  y un cirio, como si se tratara de la representación 
simbólica de su muerte.
Este muñeco se colocará en el Centro de la Mesa y representará al cuerpo 
y Alma de la Telesita.
Deben estar presente MUSICOS que toquen especialmente chacareras, con 
instrumentos acordes como bombo, violín, guitarras, bandoneón, etc.
Debe haber gran cantidad de bebidas alcohólicas como caña y aloja.
Tener fe y una sincera intención de cumplir la promesa que se hará al son de
 la música, el baile y la toma de alcohol. 

En una primera fase, el promesante baila una chacarera, al finalizar toma un vaso
de caña o aloja y vuelve a bailar seis más, repitiendo la toma, hasta caer rendido. 
Ahí se considera que la devoción hará que el pedido se cumpla.

Una vez finalizado el baile, se apagan las velas, se deja sólo un Cirio, una mujer
elegida reparte a todos pedazos del pan que representa al espíritu y al cuerpo
de la Tele.  Después de celebrado el Rito, el baile continúa hasta el Alba.

El dolor que tuvo que enfrentar la Telesita la hizo entender 
el dolor de otros, curando enfermedades, mal de ojo, 
ayudando a la gente a encontrar aquello perdido e
 inspirando a Músicos y bailarines con su Magia. 
También acuden a ella los novios para pedirle
que interceda por ellos para un final feliz. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario