domingo, 1 de febrero de 2015

" ME HICIERON UN TRABAJO "

No puedo precisar cuántas veces escuché esto, algo que ligamos a 
la superstición o la ignorancia pero cuando la persona comienza su relato así, 
es porque tiene miedo, está sufriendo, se ha animado a contarlo y es que 
llegó a un límite. Y esto no es privativo de gente "inculta", estos relatos 
se escuchan en personas de variadas clases sociales y con distintos 
niveles económicos o de educación.

Romper el silencio y contarlo ya es un indicio de que la persona no puede 
mas y necesita que alguien lo libere de este extraño mal.

De manera que no dudamos de su existencia y escucharemos con respeto, porque al igual que en una pesadilla, la persona lo experimenta como 
algo que es real y dañino, y padece por sus efectos.
A veces sospecha sobre quienes son los posibles autores de este 
"gualicho", "brujería" o "trabajo" y en todos los casos la motivación  
es la misma, envidia, celos, miedo, odio, miedo o venganza encubierta.

¿ Y porqué encubierta ? Porque en la mayoría de los casos el autor 
o la autora han hecho un ritual con pertenencias o fluídos que parecen ser
de la persona afectada o han acudido a alguien que lo haga.

La víctima, lo describe impresionada si lo ha visto en la puerta de su casa 
o negocio, como un objeto desenterrado, fotos o excrementos, un muñeco, 
un paquete con pelos, algo escrito, monedas, velas rojas, fluídos, etc. 
Recuerdo que una vez un hombre encontró en su freezer una foto suya 
por lo cual sin dudar de la intención, decidió echar a la novia de su casa. 

Y es que es esta intencionalidad ya está claramente inscripta en 
nuestras memorias y nos espantan, el origen de la magia y/o la 
brujería se pierde en la noche de los tiempos, pero lo que si podemos 
afirmar es que su práctica es tan antigua como la Humanidad.




Yo al igual que todos no creo en las brujas o brujos pero que las hay, las hay. 

También creo que el término brujo o bruja no siempre tuvo una
connotación negativa,  ya que en las mal llamadas sociedades "primitivas "
se recurría a hombres y mujeres que tenían el poder de comunicarse con los
 Dioses o Espíritus y usando hierbas y elementos de la naturaleza curaban enfermedades. 
Hoy tenemos la imagen de la bruja vieja, fea y con verrugas revolviendo el caldero, 
pero muchas fueron buenas mujeres que han sido parteras, consejeras y miembros reconocidas en su comunidad, por su don de Sanar o de Profetizar hechos futuros. 
Sacerdotisas, Chamanes, Druidas, Pitonisas, Alquimistas, Magos, etc.
perduran en nuestro Imaginario como seres con dones especiales.

Pero esto poco tiene que ver con los gualichos, quienes lo practican en su mayoría
 recurren a la Magia por Semejanza esto es,  utilizar prendas, fluídos, objetos 
que son o parecen ser de la persona en cuestión, combinarlos 
con otros elementos esotéricos y a veces someterlos a ciertos Rituales.

La finalidad será la de provocar en la víctima una impresión tan
 fuerte, de manera tal que no sabemos si el objeto en si tiene poder o es 
que la persona le da ese poder al sentir un profundo miedo.
El miedo es una emoción útil si nos ayuda a cuidarnos del
peligro, si se sale de madre es mas dañino que el gualicho.

Porque tanto el miedo como la sugestión nos condicionan a tal punto
que con su poder podemos enfermar y también sanarnos. 

Yo sugiero dejar a los sentidos de lado por un momento y someter todo esto
a un análisis más profundo, insisto en que el conocimiento nos da cierta
serenidad, porque de todos los temores el más intenso es el temor 
lo desconocido, de manera tal que accederemos a un poco de información.

Hoy están disponibles y es una elección querer o no saber que hay detrás de esto.



Muchas corrientes de Espiritualidad prefieren llamarlo ATAQUE PSIQUICO.
Soy de esa idea, porque no importa tanto el material que se utilice,
lo que si importa es que nos sentimos peligrosamente atacados.

¿ Qué pasa cuando pensamos algo intensamente ? emitimos una energía.
En el mejor de los casos esta energía será la del Deseo y aquello que deseamos
buscará la forma de manifestarse, sólo hay que estar atentos a las señales.

¿Qué pasa cuando queremos causar un daño ? 
También liberamos una energía altamente 
corrosiva, la envidia para mi es la mas peligrosa, es ávida,insaciable,
  no sólo apostará a la derrota del "rival" la persona envidiosa perderá su
 frágil cordura haciendo el ridículo de imitar en todo a la persona envidiada
  si es cercana, se camuflará y codiciará hasta los mismísimos deshechos.

Sugiero tomar distancia de estas personas, la envidia no remite.

 ¿Qué pasa cuando odiamos ? También liberamos una energía poderosa ya 
que el odio, tiene su origen en un Amor no correspondido, si se 
cristaliza haremos cualquier cosa por recuperar lo que perdimos con lo cual 
podemos sentir "si no sos mía o mío, no serás de nadie" y el paso siguiente 
será la venganza.
En ambos casos tanto la envidia como el odio empobrece nuestra vida de tal 
forma que no necesitamos que nadie nos haga mal, el mal está dentro nuestro
.
Y esa es la peor de las condenas, no hay atadura mas fuerte.

Estas emociones suelen ser muy dañinas y se manifiestan en el cuerpo 
físico de distintas formas. Si no nos liberamos de ellas quedamos
anclados a la ira y sobre todo al TEMOR DE QUE ESTO VUELVA.

Se suele decir que emitimos ciertas vibraciones que hacen que personas y
situaciones se acerquen a nuestra vida o nos rechacen.

Si no podemos dejar de desear el mal para otros atraeremos a nuestra vida
a gente furiosa, vengativa y profundamente frustrada. No podemos esperar 
hechos felices porque atraemos lo semejante y despues diremos
que tenemos mala suerte o que nos hicieron un daño.   





Yo creo que en todos nosotros subyace una  MAGIA que pocas veces utilizamos
 y es la de creer en que tenemos un EXTRAORDINARIO PODER PARA 
TRANSFORMAR EL ODIO EN COMPRENSION, LA ENVIDIA EN
AFAN DE PROGRESO y el MIEDO EN CORAJE PARA VENCER, 
y que esta MAGIA, puede ser mi mejor Escudo Protector
ante cualquier ataque que se me presente. 



















No hay comentarios:

Publicar un comentario