domingo, 15 de febrero de 2015

BENJAMIN SOLARI PARRAVICINI, El Profeta argentino

A Benjamín Solari Parravicini se lo suele llamar el Nostradamus argentino, por 
su profusa obra profética que hoy conocemos a través de psicografías narradas 
con pequeños textos al pie o con notas marginales.
Cerca de 800 profecías se han cumplido hasta la fecha y mucho queda todavía por investigar acerca de su material inédito.
Estamos hablando de un hombre nacido en la Ciudad de Buenos Aires un 8 de agosto 
de 1898, se dice que siendo niño podía disfrutar de la compañía de duendes, hadas 
y ángeles por lo tanto era extremadamente sensible y solitario, su conducta 
nunca fue la de un niño común, su padre un psiquiatra reconocido consideraba que 
estaba un poco "loco" y le aplica varios test.

Hoy lo llamaríamos "canalizador" o "contactado" y nada de raro tendría
 escucharlo decir que se comunicaba con los Venusinos.

Pero eran otros tiempos, me imagino que no debe haber sido nada fácil, sentir, 
anticiparse o experimentar hechos futuros. De hecho que cuando se le revelan ciertos mensajes, que el intentaba plasmar en papeles a través de dibujos o textos, se siente 
tan abrumado y confundido que los rompe.
Esto es una conducta habitual hasta que se anima a narrar su abducción cerca 
de la Av. de Julio, hay una nota que lo reproduce y no tiene desperdicio.
A partir de este evento y de otros comienza a tomar mas en serio sus revelaciones y 
crea lo que hoy conocemos como las PSICOGRAFIAS DE PARRAVICINI.




En la tranquila soledad de su atelier comienza a dibujar, por suerte para él algunos
de estos mensajes se cumplieron en ese tiempo, tal es el caso que lo conecta con
el suicidio de una poetisa argentina. Una noche de 1938 despierta agitado, contaba 
que sentía un fuerte olor al mar y escuchaba una voz femenina que le decía que
se estaba separando de la vida y que las algas le envolvían las manos como joyas
muertas, entonces Pelón -como solían llamarlo familia y amigos- escribe
Alfonsina Storni, Mar del Plata, octubre de 1938, en ese momento y a 450 km
de distancia Alfonsina se suicidaba arrojándose al mar. 
Esta década de los años 30 son especialmente abundantes en psicografías, 
hay muchas de ellas publicadas en la web, para quien desee investigar.
Reproduzco sólo algunas.


La que alude a la toma de París por parte de los nazis, en 1938, cuando la segunda 
guerra mundial ni siquiera había empezado.


La de la brutal crisis económica de Argentina sufrida entre los años 2000
y 2001. 

O del triste destino de la perrita Laika, enviada al espacio. 


Parravicini,  se definió como practicante de la religión católica y todas sus 
psicografías apuntan a un llamado de conciencia a la humanidad, a la paz y
 al amor al prójimo. Ha escrito sobre política, la sociedad argentina y mundial, 
sobre sucesos que cambiarían el curso de la historia, sobre los destinos de la 
Iglesia y sobre la vida extraterrestre. 

Su obra es abundante y abarca temas extraordinariamente futuristas.
Entre los años 1971 y 1972 vuelve a dibujar cientos de psicografías. 

Sus amigos y familiares más allegados afirman que él no consumía sustancia
alguna, ni entraba en trance, cuando estas visiones o mensajes acudían a su
mente el simplemente se abstraía y tranquilamente dibujaba.

La cuestión es que el legado de Parravicini es patrimonio de la humanidad
y todavía queda mucho por investigar sobre este profeta argentino que.
muere finalmente a los 76 años un 13 de diciembre de 1974. 



 


No hay comentarios:

Publicar un comentario