lunes, 2 de febrero de 2015

ANGELES A NUESTRO LADO

Posiblemente ver o percibir la presencia de un Angel no sea siempre un hecho grato, 
porque tenemos muy instaurada la falacia de creer que tienen grandes alas blancas, 
que son altos, rubios, atléticos, hermosos y antropomórficos. No hay Angeles feos.
Rara vez un Angel es representado de otra forma y por mucho que quiera no 
voy a conseguir una estampita o una imagen que me represente a un Angel barbudo, 
obeso o negro, ni siquiera viejo, tampoco como animal, planta o mineral.
En esto creo que los griegos y Orientales tienen una visión mas amplia y animista del 
mundo Espiritual, para ellos Entidades como Angeles, Espíritus, Devas, incluso 
Demonios, etc. pueden tomar diversidad de formas pero en algún punto de este 
tránsito por la Vida, su presencia se hace notar a los humanos, 
ya sea por su devoción o por su transgresión.
En todas las Mitologías y Religiones están presentes y pueden intervenir
tanto en favor o en contra según nuestras acciones. 

Volviendo a este criterio de los Angeles con fisonomía nórdica, yo personalmente
creo que es bastante discriminatorio y que la Misión de un Angel trasciende estos
 parámetros tan rígidos,  en los que las cualidades estéticas son atribuíbles 
siempre a la bondad o a los milagros que esperamos recibir de ellos.

Podemos creer que la representación de nuestros Angeles conocidos apela a 
recrear en nuestras mentes la idea de ellos como Entidad superior. Es posible.
Pero hay que expandir un poco la percepción si queremos sentir su presencia.

Mucho se habla hoy en día de "canalizaciones" y de "contactismo" con estos Seres
asociados siempre a la Luz y no tanto a la Energía. 

Pero el hecho es que estamos tanteando en la oscuridad, ya que en este mundo sutil 

y desvinculado de la materia, todas son especulaciones o experiencias personales. 
Y creo que hay que escuchar con respeto cada relato, siempre y cuando la persona
 en cuestión no intente imponer su criterio como único e incuestionable.

Los estudiosos del tema dicen que los Angeles son Energía pura y que tienen 
una frecuencia vibracional altísima a tal punto que su presencia nos fulminaría  
como rayo. De manera que el contacto no se produce con ellos sino con su reflejo.


Y para darnos una idea acerca de esto nuestra vibración -mas o menos- alcanzaría 
 a los 75 Hertzios, la frecuencia de un Angel se mediría entonces a partir de los 
4000  o 5000 Hertzios.

Se dice que pueden manifestarse en nuestra vida de variadas formas y que todas
ellas son sutiles. Puede ser a través de un suave olor a rosas o a vainilla, 
puede ser a través de una suave caricia o brisa, incluso alterando hechos diarios
de nuestra vida, para ponernos a salvo de algún peligro.
Si por alguna razón hago un desvío de mi camino habitual y justamente ahí se 
produjo un choque, tiendo a creer que ese día tuve buena suerte.
Otra razón puede que un Angel haya susurrado a mi oído, para que me desvíe.
Si me hallo en graves problemas y casualmente "alguien" se presenta
para resolverlo, ahí estuvo presente la intervención de mi Angel.
Si atravieso por períodos de enfermedad y recibo la noticia de una nueva
cura, ahí estuvo trabajando mi Angel para que yo reciba esta información.

Hay muchos tipos de Angeles, pero el que siempre me acompañará en
esta y otras Vidas, será el Angel Solar, aquel que aprendí a querer como
al Angel de la Guarda.  El estará a mi lado en todo momento.

Tal vez hasta pueda llegar a saber su nombre o conocer algo de su
energía a través de un Sueño, ensoñación o inclusive meditando.


Pero el Angel Solar no me acompañará en mis emociones de ira.
Al contrario, frente a mi ira optará por alejarse.


Y aunque la ira está presente en mi vida emocional y se dispara inevitablemente
con ciertas situaciones, tendré que ver cómo aplacarla, para hacerlo volver.

No hace falta invocarlo, ellos están aquí para ayudarnos a transitar este
camino que a veces se vuelve sinuoso.
La mejor manera de asegurarnos su presencia es manteniendo una actitud
 receptiva y si le pedimos algo, tratemos de hacer el pedido en armonía
con el Universo, no hay que pedir cosas banales, tampoco pedirle
que oficie de Angel vengador, pero si podemos pedir protección, con eso es
suficiente y fundamental mantener la GRATITUD siempre activa. 
Ya que la falta de ella suele ser la mas frecuente debilidad humana,solemos
 sesgar nuestro presente y darle energía a un conflicto, pero somos indiferentes
 a las bendiciones diarias.

 Hasta que las perdemos, no es necesario llegar a
esa instancia, estamos a tiempo de crecer 




CONSULTAS EN

CIUDAD DE BUENOS AIRES

VIA SKYPE O HANGOUT

a  canaj82@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario