martes, 28 de marzo de 2017

BARBOZA




TABARE

Malditos palos I

Cualquier mortal cuya vida transcurre en un tranquilo o indeseado
anonimato, sabe que su vida puede pegar un giro inesperado
pero sin exposición ni ruido. Nunca conocerá la gloria de la
fama ni trascenderá a grandes grupos sociales, pero tampoco
será condenado si ese giro es dramático.

¿ Cuántas veces Moacir Barboza habrá revivido desde
distintos ángulos el gol que cambió su vida para siempre?

Eran los años cincuenta, años de post guerra y de una 
Europa devastada, Brasil estrenaba entonces junto a
una promisoria economía su famoso estadio Maracaná.


Tras una cuidadosa selección sólo quedaron 13
13 equipos ¿ casualidad ? ¿ quién sabe ?
pero ellos fueron los protagonistas del Mundial de fútbol.
El estadio todavía en construcción apuraba sus obras
todo estaba previsto para que el equipo local fuera
el vencedor. En ese tiempo los jugadores fueron
homenajeados en forma anticipada con relojes 
de oro grabados con la leyenda Campeones
del Mundo, se anticiparon viajes, premios,
fiestas, discursos, titulares en el diario
camisetas, no existía posibilidad alguna
de una derrota. Fútbol en Brasil tiene el fervor
de una religión, una identidad o la vida misma.


Previsto para una asistencia de 200.000 espectadores
fueron unos cuantos miles más los que durante días
enteros acamparon en las inmediaciones del estadio.
Ningún brasileño quería perderse la final.
Ni siquiera hacía falta una victoria, con un empate
Brasil se consagraba, pero hubo un giro inesperado
de un empate en el primer tiempo y un golazo
del uruguayo Alcides Edgardo Ghiggia
que le dió a Uruguay el título del Campeón
del Mundo. 



Malditos Palos II

Este capítulo tan triste para la historia de Brasil pasó a la historia como
el Maracanazo, en esos segundos miles de brasileños que hasta
ese momento alentaban a su equipo enmudecieron.

Los 100 uruguayos que pudieron costearse el pasaje y
presenciar el partido apenas pudieron gritar el gol.
Los jugadores quedaron desconcertados y el tiempo
se detuvo para siempre en ese instante para los
protagonistas.

El impacto fue tan grande que hubo suicidios,
destrozos y una condena social vitalicia para
los pobres jugadores brasileños.

Con muy mal gusto este suceso se recordó en una
publicidad deportivo evocando aquel fantasma
del Maracaná que todavía deambula llorando
por su derrota.


El equipo uruguayo escuchó el silencio y el llanto
del estadio, la gente empezó a retirarse. En medio
de un improvisado discurso que no estaba preparado
recibieron la copa y fueron escoltados hasta los
vestuarios, pero volvieron vencedores a su país
como héroes. Otra suerte distinta corrieron los
brasileños, la hinchada no entiende razones cuando
pierde. Entre los más castigados estaba el arquero
Barboza, que fue condenado como el gran culpable.

El solía decir que en Brasil la condena más grave
dura 30 años, pero la de él duró toda la vida.
Señalado, evitado, injuriado recordaba como
una mujer mostraba a su hijo al hombre que
hizo llorar a todo Brasil.

 
Luego de lesionarse su vida profesional en el fútbol
fue azarosa, pero logró un cargo de mantenimiento
en el Maracaná. Durante las tardes repasaba una
y otra vez ese maldito gol que le cambió la vida.

Cuando remodelaron el estadio décadas después
pidió los palos de ese arco para quemarlos con
la ilusión de conjurar la maldición.

Pero no pudo. En el año 2000 dejó este mundo
pobre y triste con unos pocos allegados
que le tomaron cariño y el respeto que
siempre mereció.



NO TE CREO


"...no hace falta tu cinismo
yo soy parte
y también soy el que parte
a nuevos rumbos.......


GUSTAVO ADRIAN CERATI

Siempre es HOY

jueves, 23 de marzo de 2017

FIN de SEMANA

 No hay fórmulas. No hay edad ni sexo, ni condición social
tampoco tienen mucho que ver los estados civiles.
Solteros, viudos, casados o divorciados la mayoría
de la gente que conozco vive cada fin de semana
con una angustiante incertidumbre o como una
certeza de que la va a pasar mal.


Sea por el grupo conviviente, o por los que se han ido.
Sea por las uniones forzadas con la familia de él o
por la visita o ausencia del ex los fines de semana
son complicados.

Nos confrontan con un espacio en blanco en donde
las relaciones humanas se ponen al desnudo.

Durante la semana tenemos la cabeza en miles
de cosas por resolver, simplemente la semana se
va, en trabajo, trámites, compras o rutinas,
pero vuela el tiempo.

En cambio para la mayoría de la gente que
conozco el fin de semana es como una especie
de vacío en donde el tiempo se ralentiza.

¿ Será un síndrome?  Sinceramente no lo he investigado
pero es un hecho que afecta más a las mujeres que
a los hombres, que incrementa la ansiedad,
que poco tiene de placentero y mucho de forzado
cuando además se suma el trabajo pendiente
que quedó durante la semana.

Poco se descansa, mucho se reniega en la mayoría
de los casos.

Hay una etapa de la vida entre los 20 y los 30
años en los que se espera con ansiedad el
viernes para vivir a pleno el fin de semana.
Despues por distintas razones la cosa cambia
irremediablemente, así que habrá que aceptar
primero el malestar para despues trazar una
estrategia.


- Evitar caer en compromisos odiosos

- Aprender a poner límites y a decir que
no si es necesario

-Distribuir en forma equitativa el trabajo
que quedó pendiente o dejar que se acumule.

- Retomar algo que se dejó pendiente

- O iniciar algo que creímos que no éramos capaces de
 hacer 

Y sobre todo vivirlo como un espacio necesario
para reponer las energías devoradas en la
semana. Es necesario, muy necesario
re convertir dos días preciosos en combustible
y no en más desgaste.

Así que desde este espacio les deseamos
con toda sinceridad 

¡ Buen fin de semana  !!!!!

lunes, 13 de marzo de 2017

ROC

Ave fabulosa y legendaria que aparece mencionada en el libro Las Mil y una Noches y en el libro de los viajes de Marco Polo, acerca de la cual se tejen varias hipótesis. Algunos sostienen que se trata simplemente de un personaje de ficción, que luego se convirtió en mito, otros que su origen es una magnificación de un gran ave rapaz de grandes dimensiones (incluso una ya extinguida) mientras que otros opinan que se trata de un sinónimo árabe de Simurg.


Sea cual fuere su origen (de hecho los tres antes mencionados no resultan necesariamente excluyentes) las leyendas sitúan a este pájaro en algún lugar entre Madagascar y las Islas del Océano Indico. En las Mil y una Noches, Simbad relata el paso de un ave de envergadura tal que tapa el sol y Marco Polo cuenta que los habitantes de Madagascar refieren a un pájaro extraordinario de forma parecida al águila, pero capaz de levantar en sus garras a un elefante, volar con él por los aires y dejarlo caer desde lo alto, para devorarlo despues.

Inventario de CRIATURAS FANTASTICAS, Basiliscos, Aluxes, Mulánimas, Elfos y otros Seres Fabulosos

Rosa Gómez AQUINO