jueves, 26 de febrero de 2015

Los Yuyos, la ORTIGA


La ORTIGA, es otra de mis "malas hierbas" favoritas, es muy fácil de reconocer por 
el efecto urticante que producen los pequeños pelos presentes en sus hojas que 
liberan a su vez un líquido bastante irritante la acetilcolina, por lo cual hay que
manipularla con sumo cuidado. En su composición encontraremos flavonoides,
que actúan como antioxidantes y antinflamatorios, sales minerales, vitaminas 
A y C, clorofila, taninos, potasio, histamina, serotonina, etc. También posee
secretina que estimula las funciones tanto del páncreas como de la vesícula
biliar. HIPOCRATES la utilizó como remedio contra la neumonía,
reuma, alergias, gangrena y asma.


 La ortiga puede aportar enormes beneficios a nuestra salud, se pude consumir
fresca, en infusiones, como tintura o en uso externo en lociones y shampúes.
Tiene propiedades tónicas, depurativas y diuréticas, favorece la digestión
y mejora los problemas de la piel como el acné y rosáceas y del cabello, 
evitando su caída y combatiendo la seborrea y la caspa.
Activa el funcionamiento de los riñones  favoreciendo la diuresis y
depurando todo el tracto urinario, puede eliminar bacterias y previene
la formación de cálculos renales. 
El consumo de la raíz seca reduce los síntomas de agrandamiento
de próstata.
Reduce los niveles de azúcar en la sangre y es un excelente
digestivo. 


Sus usos son múltiples ya que además de ser un excelente alimento, poseen
propiedades terapéuticas comprobadas. También se la utiliza en la
industria textil. Los agricultores preparan con ella un caldo o purín que ayuda
a erradicar insectos y hongos de otras plantas.



  

No hay comentarios:

Publicar un comentario