martes, 24 de febrero de 2015

LIBERARSE DE ETIQUETAS


Alejandro Jodorowsky, cineasta, escritor, tarólogo, actor y muchos etc. ha
desarrollado algo maravilloso llamado PSICOMAGIA, basada prácticamente en
 la Sabiduría del Chamanismo y en los ritos de muchas religiones poco 
conocidas. Con ella propone al consultante hacer una serie de actos 
SIMBOLICOS que el INCONSCIENTE lee como REALES y 
que sirven como paliativo o como medio para resolver emociones conflictivas, 
estados de ira o tristeza y situaciones que llevadas al plano real no tendrían
ninguna otra salida posible, por distintas circunstancias.



Una de estas propuestas es la de las ETIQUETAS, todos
absolutamente todos estamos condicionados por estas primeras palabras
que ejercen sin darnos cuenta a lo largo de nuestra vida una influencia 
poderosísima.

Por lo tanto, es necesario primero identificarlas 
y liberarse de ellas de una vez por todas.

Por supuesto que estas ETIQUETAS siempre están ligadas a la crítica
a la descalificación y a situaciones de comparación desfavorables.
Estos ecos vuelven a la vida adulta con cierta mutación, pero vuelven
si no es a través de recuerdos, será a través de sueños o sensaciones de
impotencia. Son realmente invalidantes y limitadoras, causantes de
muchas enfermedades emocionales que afectan al cuerpo físico.
Pero son parte de una información que debemos actualizar no sólo por
nuestro bienestar, sino fundamentalmente para no transferirlas a nuestros
hijos. Frases lapidarias como "siempre la misma inútil", "torpe como tu
padre", "nunca llegarás a nada en la vida", se reactualizan en la
vida adulta, paradójicamente como una sombra que eclipsa hechos
felices. Cuanto más las rechacemos, más volverán, por lo tanto
él propone un truco muy simple.

1- Comprar etiquetas simples, escribir en cada uno un insulto, como inútil,
cobarde, torpe o cosas por el estilo que nos hayan repetido a lo largo de 
nuestra crianza. 
2- Una vez escritas todas las etiquetas, pegarlas sobre nuestro
cuerpo, -puede ser en un lugar visible o bajo la ropa, eso queda a criterio
de cada uno- la cosa es ser PLENAMENTE CONSCIENTE 
que en ese momento llevo todas las etiquetas encima.
3- Dar 3 vueltas a la manzana imaginando que todos leen mis
etiquetas.
4- Al volver a casa sacarse las etiquetas y hacer un bollo con ellas,
si quiero antes puedo tachar cada una de las palabras.
5- Quemarlas sobre un plato de metal con una vela oscura, viendo
como el humo asciende y se eleva. Puedo colocarlas en una maceta, despues
6- Darse un buen baño siendo consciente de sacar cada una de las
marcas que cada etiqueta haya dejado en la piel.
7- Colocar sobre la piel, una buena loción, una buena crema que la 
repare y la perfume.
8- Se puede repetir el paseo o premiarse con la agradable sensación
de experimentar una liberación profunda.



Los actos de Psicomagia, pueden repetirse las veces 
necesarias hasta que la información se pueda actualizar. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario