jueves, 26 de febrero de 2015

Los Yuyos, el DIENTE de LEON

Entre estas "malas hierbas" o yuyos que arruinan el césped está una de mis favoritas, 
el Diente de León, con ella podemos hacer muy ricas ensaladas
o tortillas y obtener un alto porcentaje de vitaminas A, B, C, hierro y calcio,
además de flavonoides, esteroles y azúcares.
Las dos propiedades medicinales más destacadas son para tratar 
afecciones del HIGADO  y RIÑON. Ayuda a desintoxicar el hígado graso y
previene posibles cálculos de riñón, eliminando también cálculos biliares.
Favorece la digestión, combate el estreñimiento y la inflamación y es un 
excelente depurativo para la sangre, alivia síntomas de gota y reuma. Se usa como 
antinflamatorio, digestivo, depurativo, diurético o tónico  ya que
 también actúa sobre el sistema nervioso en casos de depresión.
 Alivia y previene infecciones urinarias, reduce el colesterol y los 
triglicéridos, es ideal como complemento de dietas para bajar de peso.
En uso externo se puede aplicar como compresas para tratar acné, 
dolores articulares y procesos inflamatorios.
Es antioxidante, por lo tanto detiene los síntomas de envejecimiento.


El polen de su flor generalmente amarilla es uno 
de los más codiciados por las abejas. 


Se puede consumir como hoja cruda en ensaladas o tortillas, o en infusiones.
Muchos dejan secar la raíz y la utilizan como un sano sustituto del café. 
La ingesta de al menos 3 tazas por día durante 2 meses es recomendable
en tratamientos para bajar de peso y desintoxicación hepática. 
  

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario