domingo, 7 de junio de 2015

INSOMNIO y REGRESION al PASADO

A veces hay que desandar pasos para poder avanzar, ese el sentido de la 
Terapia de Regresión y como siempre digo, no es relevante creer o no en 
Vidas Pasadas, ya que las imágenes que surgen pueden ser memorias 
celulares de esta vida o de otras, trascendiendo incluso lo individual.

Este es el caso de R....un joven enfermero que padecía de insomnio
de fase adelantada, el no tenía dificultad en conciliar el sueño, pero
súbitamente despertaba entre las 3 y 4 de la mañana y le resultaba
muy difícil volver a dormirse. Este trastorno que tuvo sus períodos
de remisión se agudizó, cuando empezó a trabajar en el Hospital.
Algo decepcionado con otros tratamientos decidió "probar" con
este método, entonces tras la entrevista acordamos el modo de
trabajo en el que el protagonizaría ese "viaje" con mi asistencia, 
con el único fin de hallar la razón a sus problemas para dormir.


Después de una relajación, acuden las imágenes y se ve niño, de
aproximadamente unos 12 años, en ese tiempo su abuela quien 
vivía con él y su madre estaba gravemente enferma. El la quería
mucho y se emocionó con esa imagen. Ella estaba acostada, el leía
algunos libros para distraerla y darle algún consuelo. Ese día
-según comenzó a recordar- había jugado mucho y estaba cansado.
Hacía frío y se acomodó en el sillón, se cubrió con una manta y
tomó el libro en sus manos......a partir de ese momento, surge otro
recuerdo. ¡ Se había quedado dormido !!!

Cuando despertó, la abuela ya no se movía, intentó sacudirla,
fue en vano. Había muerto. Pasó un tiempo, hasta que su madre
llegó, él no pudo decirle la verdad... se sintió tan culpable.....

Durante muchos años lo torturó la culpa, se preguntó si él
hubiese estado despierto....si la abuela lo necesitó y el dormido no
pudo ayudarla.....Este recuerdo quedó bloqueado durante años.

Pero afloró en la adultez, la elección de su carrera de Enfermero
especialista en Gerontología fue una solución reparatoria a un
conflicto que creyó olvidar. Pero su insomnio se lo recordaba,  
la abuela había muerto entre las 3 y las 4 de la tarde. 

Recuperar esa memoria fue el primer paso hacia la liberación
de un dolor guardado durante décadas, pudo contarle a su 
madre la verdad y ella lo entendió, apenas era un chico.
Pudo pedir perdón y sentir el alivio de estar en paz.
Poco a poco su sueño se fue normalizando y el
trabajo fue atenuando la culpa gradualmente.





CONSULTAS en

CIUDAD de BUENOS AIRES

VIA SKYPE o HANGOUT

a canaj82@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario