lunes, 22 de junio de 2015

PYROPHILOS de AGRIPPA

Dicen algunos tratados de filosofía antigüa..."que entre los elementos
 habrá algunos llamados solares porque imitarán al Sol, como el fuego, 
la llama y todo aquello que reproduzca sus rayos y su color.
 Por ejemplo entre los minerales está el Carbunclo que refulge de 
noche, alumbrando como el Sol. Entre los humores la sangre y
el Espíritu más puro de la vida....entre los metales el Oro..

Entre las Piedras que imitan el Sol se encuentra la 
aetita que lo imita proyectando su luz y su color en forma
de gotas y rayos dorados, curando el mal caduco y sacando
todo veneno del cuerpo. También la piedra llamada Ojo de Sol
por su forma similar al de una pupila fortifica el cerebro y renueva
la vista. La Crisolita, fortalece el espíritu y ayuda a los asmáticos

PYROPHILOS de C. AGRIPPA

Cornelius Agrippa (1486-1535) famoso médico, alquimista
y ocultista del Renacimiento describe con estas palabras a 
esta extraordinaria piedra a la que llamó PYROPHILOS
de color rojo veteado, es un veneno tan frío que impide
 que el corazón de un hombre muerto se consuma, de 
modo que, poniéndolo al fuego y teniéndolo allí un 
cierto tiempo, se convierte en piedra, por eso recibe
el nombre de Pyros y Philos, amigo del fuego.


Tiene una virtud admirable contra todo tipo de venenos
y hace que aquellos que la llevan se vuelvan gloriosos
y formidables, ante sus enemigos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario