jueves, 18 de junio de 2015

VOMITAR el VENENO

Por supuesto que quedan excluídas las enfermedades del hígado, 
las intoxicaciones, los envenenamientos, las bulimias o cualquier 
otra causa "real" que produzca como resultado náuseas o vómitos.

Vomitar el Veneno es algo profundamente subjetivo y hay que
escuchar el "relato", en él se describe cierta situación de ASCO
hacia una persona o hecho, la persona que cuenta la experiencia
siente un profundo rechazo, desagrado, malestar, está
hablando de algo que realmente le repugna.

Y a veces lo expresa en palabras, pero otras veces no, porque no
es consciente, aunque la presencia del vómito es la señal visible
de que ese "ASCO" es real. Sólo hay que observar.

Porque en algunos casos no se trata de ningún agente externo,
la persona no comió nada difícil de digerir, no tomó medicación,
ni se expuso a tóxico alguno, pero se encontró con alguien por
ejemplo en una situación legal. Tal vez haya visto a alguna 
persona que no ve hace tiempo, por la cual siente una profunda
aversión, (suele pasar en las audiencias de conciliación) y
tras ese encuentro la persona se descompone, siente un
malestar, un estado nauseoso y vomita. 


¿ QUE PASO ? 

Se vivió un momento de extrema tensión, la persona vió
a alguien que experimenta como una amenaza y empezó a 
segregar adrenalina y otros neurotransmisores que preparan
para el ataque o la huída. Habrá sentido un aumento de su
temperatura, dilatación de sus pupilas, tensión muscular,
palpitaciones, sudor, etc. pero lo que prevalece es el estado
emocional de ira, miedo o repugnancia. Una vez finalizado el
encuentro, la adrenalina sigue circulando por el sistema, pero
el hígado tiene que resolver qué hacer con ese tóxico que ya
no necesita porque la situación terminó y la persona no la 
agotó en una lucha. Entonces no le queda otra que VOMITAR.

En este caso VOMITAR es expulsar el VENENO.

Muchas veces pasa que "ciertas situaciones" provocan este
síntoma y no otro. La persona que cada semana tiene que ver
a alguien a quien no puede "digerir" vuelve del encuentro, 
pensando que tiene un problema en el hígado, lo cual es cierto.

Pero el origen es otro, una vez que se es consciente
el síntoma desaparece. A tener en cuenta. 





CONSULTAS EN

CIUDAD DE BUENOS AIRES

VIA SKYPE O HANGOUT

a canaj82@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario