domingo, 7 de junio de 2015

GRAND ALBERT y algunos minerales mágicos

Alberto de Bollstädt, tal vez  haya nacido entre 1194 o 1206 en Suavia 
o Baviera en el seno de una familia noble. Hijo de un Conde alemán, elige el 
camino de la Fe y recibe el hábito de Santo Domingo en Padua. Desde los 16 años
 ingresa en la Universidad, se aboca al estudio y luego a la enseñanza. Fue
considerado un hombre de vastísimos conocimientos cualidad que le ganó el
apodo de MAGNO, dado por sus alumnos. También fue considerado por
muchos como un Alquimista, Mago y Ocultista. El resultado de sus tantas
investigaciones está en su obra De Mineralibus. 
Conocido también como el GRAND ALBERT, fue un apasionado
investigador del Poder de los Minerales, describiendo algunas
virtudes de ellos que hoy consideramos fantásticas.

ALGUNAS PIEDRAS FANTASTICAS

Estas fueron algunas de las piedras descriptas por el Grand Albert

ABASTON

Originaria de Arabia, esta piedra tenía la propiedad de mantener
un fuego eterno, una vez que era prendida, no se apagaba jamás.

OPHTALME

Considerada como una de las piedras más mágicas vuelve invisible a 
quien la tome con fuerza en una de sus manos, se dice que el 
Emperador Constantino apretaba una de estas piedras con fuerza
cada vez que necesitaba pasar desapercibido.

ISTHMOS

Esta piedra es originaria del Estrecho de Gibraltar y está
cargada de viento, a tal punto que convierte en incombustible
a cualquier tela con solo frotarla sobre ella.

MEMPHITE

Esta piedra proviene de la Ciudad egipcia de Memphis, y tiene una
virtud muy codiciada por los hombres, lo hace insensible al dolor

MEDOR

Esta piedra es originaria del País de los Medas, antiguos pobladores de
Asia, tiene muchas variedades siendo algunas terapéuticas capaces de
curar la gota y las enfermedades de los ojos. Pero hay una en particular
de color negro, si ella se arrojaba en el agua caliente las manos de 
quien toque el agua se quemarán y quienes beban del agua morirán.

 MITO U OTRO MISTERIO EL LEGADO DE SAN ALBERTO MAGNO
LLEGA AUNQUE SEA FRAGMENTADO, HASTA NUESTROS DIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario