martes, 16 de junio de 2015

PIRITA, el ORO de los LOCOS

La Pirita también pertenece a la familia de los Sulfuros, ya que es el 
resultado de la unión del azufre con otros elementos como antimonio, 
hierro, arsénico, etc. Los griegos le daban el nombre de Pirita por
su origen en latín Pyr = fuego, ya que es un mineral que al ser
frotado desprendía chispazos capaces de prender fuego. 


Bajo la clasificación de Piritas, estaban tres minerales
La Arsenopirita ( compuesta por sulfuro de hierro y arsénico)
La Calcopirita ( compuesta por sulfuro de hierro y cobre) y la
Pirita propiamente dicha, compuestas por sulfuro de hierro puro.

La pirita llamada el Oro de los locos se usa para la obtención
de ácido sulfúrico, durante la antigüedad sirvió como piedra
para iniciar el fuego, como elemento para fabricar armas y
para elaborar algunas piezas ornamentales. 


Su color amarillo, su brillo metálico y su textura 
similar al Oro ha desatado verdaderas "fiebres" y
búsquedas desenfrenadas, por eso recibió el nombre
del oro de los locos, debido a la gran cantidad de 
gente que creyó hallarlo en ella.

Pero contrariamente al Oro, la Pirita se afecta con
mucha facilidad frente a la acción de agua y la humedad
al punto de descomponerla en ácido sulfúrico. 

Cristaliza en cubos de gran belleza, sus puntas
pueden ser truncas semejando caras triangulares.

Es un mineral bastante abundante en la Naturaleza,
pero su empleo gemológico es muy limitado.


Aunque en los primeros tiempos se la utilizó como
piedra foguera, paulatinamente fue reemplazada por
el sílex, en la actualidad se la utiliza para la obtención
de ácido sulfúrico y en algunas piezas de bijouterie. 

Igualmente no deja de ser un mineral bellísimo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario