viernes, 5 de junio de 2015

HELEN KELLER, una LUZ de ESPERANZA II


Dice Helen Keller que el día más importante de su vida fue el 3 de marzo de 1887.
 “Aquel día vino a ser para mí un día especial, aquel que vino a liberar mi espíritu” -
  Ann le regala a Helen una MUÑECA, surge entre ellas una amistad de por   
   vida. Ann le trazaba letras en la palma de la mano, al tiempo que le hacía
tocar la vibración de su garganta, intentaba decirle que cada cosa tiene un
nombre. Con muchas dificultades se valía del tacto y del olfato para entablar
con ella una comunicación y su dedicación era de tiempo completo.

Y un día se produjo el MILAGRO !

Cuando Ann bombeaba Agua para enseñarle a Helen a lavarse,
observa en ella una expresión de Alegría, Ann toma su mano y 
escribe la palabra A G U A y Helen entendió que todo tenía nombre !!!
Así cuenta lo que sintió en su Autobiografía años después :

“Me fui de la fuente ansiosa tras aprender que todo tenía un nombre, y 
cada nombre engendraba un nuevo pensamiento. Mientras regresábamos a la 
casa, cada objeto que yo tocaba parecía temblar de vitalidad: era porque lo veía todo 
con la extraña y nueva visión que me había embargado. Al traspasar la puerta recordé
 la muñeca que había roto. Fui a tientas hasta el hogar y recogí los trozos. Traté en 
vano de ensamblarlos. Entonces mis ojos se llenaron de lágrimas, pues comprendí 
lo que había hecho, y por primera vez sentí arrepentimiento y pesar.” 

A partir de ese momento Helen corre por toda la casa preguntando 
por todo lo que tocaba, se inicia otra etapa en su vida, la búsqueda
de conocimientos y de comunicación, algo que la haría única en el Mundo.

Para conocer el mundo no hacen falta ojos, hace falta corazón.
El ser humano es tan complejo y tan grandioso que olvidamos 
que los llamados“cinco sentidos” son tan sólo una parodia que 
apenas si llegan a representar un pequeño pedazo a través 
del que podemos conocer el mundo.
Helen desarrolla el habla y entra en la Universidad de Radcliffe, con un enorme
esfuerzo conjunto entre ella y Ann quien lee y la ayuda a superar esa dura
prueba, en ese tiempo Helen comienza a escribir su Autobiografía que años
después sería un éxito. Logra graduarse en 1904, siendo la primera mujer
Sorda y ciega en obtener un título universitario. Comienza a hablar en
público. Helen y Ann comienzan a dar conferencias contando sus 
experiencias, buscando la forma de vivir en forma independiente. 
 

En 1957 sus vidas son llevadas a Broadway, luego a Hollywood en 1962
Helen y Paty Duke

Durante la I Guerra ella recorre distintos lugares dando ánimos a los 
soldados discapacitados, es galardonada con la Medalla presidencial de 
la amistad, fue elegida la Mujer del Hall de la Fama y hasta el último de
sus días su trabajo se aboca a crear conciencia, mejorar las condiciones
de vida de niños con discapacidades, creando varios Institutos y 
reuniendo dinero para fundaciones de ayuda para los no videntes. 

Poco antes de morir Helen le confiesa a un amigo, "En estos oscuros y 
silenciosos años, Dios ha estado utilizando mi vida con un propósito que
no conozco, pero un día lo entenderé, entonces estaré satisfecha.."

El 1 de junio de 1968 a la edad de 88 años muere mientras duerme.
Sus restos fueron llevados junto a los de Ann Sullivan tal como lo deseó. 
  .

Un grupo de escolares en Kobe, Japón onda banderas blancas con mensajes de bienvenida para Helen Keller y Polly Thomson, que están de visita en 1948 
Helen Keller, radiante, a los 80 años de edad

 HELEN KELLER y ANN SULLIVAN, dejaron una Luz de 
Esperanza para muchos que decidan no rendirse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario