viernes, 27 de marzo de 2015

FIRST IRISH CASE OF DEATH BY SPONTANEOUS COMBUSTION


Así se titula una noticia publicada por BBC News publicada el 23 de
septiembre del 2011 y relata el caso del irlandés MICHAEL FAHERTY
un hombre de 76 años que fue encontrado calcinado en su casa de Galway,
el médico forense Ciaran McLoughlin fue categórico, causa del deceso

COMBUSTION ESPONTANEA. Se reabre un viejo debate.
Muchos medios británicos se atreven a estimar que durante los últimos
300 años se han presentado unos 200.000 supuestos casos de C.H.E.
COMBUSTION HUMANA ESPONTANEA que incinera a 
personas vivas sin contacto con una fuente de ignición.



El médico forense aseguró que el incendio se ha investigado a fondo y concluye
que se debió a COMBUSTION HUMANA ESPONTANEA, para
lo cual todavía no hay explicación científica. Se sabe también que
EL CASO FAHERTY ES EL PRIMERO REGISTRADO EN IRLANDA.

Las fotografías tomadas en la casa de Faherty el día de su muerte un
22-12-2010 revelan un cuerpo calcinado boca abajo junto a la chimenea,
cerca de él se encontraba un paquete de fósforos, un celular y una cuchilla 
que no fueron alcanzados por el fuego. 


 El policía a cargo de la investigación G. O´Callaghan explica que el fuego
no proviene de la chimenea y que las llamas sólo cubrieron la zona en 
donde se halló el cuerpo, el resto de la casa se afectó sólo por el humo.
Los datos del laboratorio, descartaron muestras de sustancias inflamables
y de un posible autor o autores del incendio.
La patóloga interviniente afirma que por el efecto del fuego los principales
órganos vitales y parte de sus huesos DESAPARECIERON, lo que
dificultó la pesquisa, también acotó que para que los huesos sean
reducidos a cenizas hay que someterlos a temperaturas que oscilan entre 
los 700 ° y los 1000° C,  durante horas. 

La ciencia sigue renuente a explicar este fenómeno pero 200.000
casos aunque sean supuestos deberían ser abordados con más
esmero, eludiendo sarcasmos y teorías sobre supuestos castigos.  
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario