viernes, 27 de marzo de 2015

Doppelgänger, el DOBLE ANDANTE

El término Doppelgänger  es alemán y alude al doble fantasmagórico de 
una persona viva,  proviene de doppel, que significa «doble», y gänger
que significa andante.  Acuñada por el novelista Jean Paul en 1796 en referencia
al que camina al lado.  El término se utiliza para designar a cualquier doble 
de una persona y se lo suele comparar con el famoso "gemelo maldito"
o con el fenómeno de bilocación, aparecer simultáneamente en dos o mas
lugares. Los Doppelgänger aparecen en varias obras literarias como un ser 
que imita a una persona por alguna razón, hasta ahora desconocida. 

Hay quienes sostienen que todos tenemos al menos 7 dobles en el mundo
llevando vidas paralelas pero con un escaso 10 % de probabilidades
de encontrarse con nosotros. 

Aunque esto parezca un raro fenómeno hay casos probados de dobles
de muchos miembros de la realeza, tales son los casos de Isabel I de
Inglaterra,  el Rey Humberto I de Italia, Catalina la Grande de Rusia
y muchos otros que no han tenido tanta trascendencia o que
tal vez se hayan vinculado con entes diabólicos.



El caso de Emile Sagge es uno de los más conocidos, ella era una profesora
francesa que una y otra vez era despedida de sus empleos, no por su 
desempeño académico sino por traer asociado a este fenómeno.
Este relato se ubica en el período 1845 -1846 en el colegio de internados
más aristocrático para señoritas llamado Pensionado de 
Neuwelcke,  este pensionado contaba con un alumnado de 42
señoritas entre las que se encontraba la segunda hija del Barón de 
Güldenstubee que en ese entonces tendría unos 13 años, ella misma
relataría años mas tarde unos extraños sucesos que fueron también 
 presenciados por sus compañeras. Durante una clase mientras la Srta.
Sagee escribía en la pizarra, otra mujer idéntica imita sus movimientos, 
la verdadera Srta Sagee tenía una tiza en la mano pero su doble no.
Esto fue presenciado frente al estupor de unas 13 alumnas.


Otro día se reúne a más de 40 alumnas para la clase de bordado, en una
amplia sala cuyos ventanales grandes tenían vista al jardín.
Mientras bordaban acompañadas de otra profesora observaron a la 
Srta Sagee recogiendo flores en el jardín, muchas la saludaron.
Al rato la profesora que estaba con ellas se levanta del asiento y sale,
a los minutos entra al aula y toma el asiento vacío la doble de la Srta.
Sagee, confundidas las niñas miran el ventanal y la verdadera Sagee seguía
recogiendo sus flores en el jardín, mientras su doble estaba sentada sin
hacer movimiento alguno ni decir palabra.
Una de las alumnas se atreve a acercarse y tocarla, para su sorpresa
atraviesa una parte de su cuerpo y en breve el doble desaparece.
La gran conmoción que este hecho produce hace que los padres retiren
a sus hijas del pensionado, pero la Srta. Sagee otra vez es despedida
y confiesa que no es la primera vez que esto pasa, su historia se diluye
y algunos investigadores la ubican posteriormente en Rusia.

Este singular caso es registrado por Robert Dale Owen en base a los
relatos de la aristócrata letona Julie Von Guldenstubbe quien en ese
tiempo contaba con 13 años de edad. 
Camille Flammarion y Alexander Akasov, también investigan
este caso para quien quiera saber un poco más. 
  
 Basándose en algunos relatos de desenlace fatal como los de Catalina
de Rusia, Humberto I y otros, se cree que encontrarse con un doble
es signo de mal augurio y presagio de una muerte inminente.

Puedo asegurar que esto es un mito. 

Ya que conozco un caso cercano y anónimo de dos sujetos de igual edad,
fisonomía, timbre de voz y hasta lenguaje corporal que vivían uno frente a
otro, cada uno estaba casado, trabajaba y uno tenía dos hijos varones
de idéntica edad al otro que tenía dos hijas mujeres, ambos todavía viven.
Yo los solía confundir por su gran parecido y hasta por la forma de vestirse
y caminar, pero nunca dejó de llamarme la atención que ellos apenas
intercambiaban saludos y parecían no querer saber nada del otro. 

Si se encuentran con un doble no teman, traten de entablar diálogo 
y averiguar su procedencia, rama familiar, cómo llegó hasta nosotros y si 
hay coincidencias entre una y otra vida, sería bueno contar con una 
casuística más actual e investigar si se trata de nuestros cuerpos sutiles
que pueden manifestarse o de un mismo origen genético 
perdido entre varias generaciones y geografías. 


 Este fenómeno está a la espera de una honesta investigación 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario