viernes, 20 de marzo de 2015

EL AUTOBOICOT

Suele suceder con frecuencia que con la misma intensidad con la que iniciamos 
cada cambio, proyecto u objetivo, viene o vuelve una especie de vocecita interna.
Y esta vocecita interna es bastante odiosa y nos pone en duda, nos debilita, nos da 
justo en la parte más vulnerable, pero una y otra vez repite sentencias como
-No te va a salir- no vas a poder, para qué lo vas a intentar? si sos
tan inestable, en otros casos se reviven insultos, agravios y cosas por el estilo. 
Cuando este ruido de fondo aparece, es fácil inferir que su origen se remonta
a un pasado infantil. Padres o figuras parentales demasiado críticas, 
educadores, figuras de autoridad, fueron los primeros en limitarnos,
tal vez desde su misma limitación y sin conocer el poder de la palabra.

A veces el recuerdo y el malestar que este provoca es una verdadera pesadilla 
que nos traslada en un viaje hacia ese tiempo remoto, no importa cuántas décadas 
hayan pasado. La vivencia parece actual, la repetición nos debilita y nos lanza 
hacia un fracaso anticipado, en el peor de los casos nos hace desistir.
Si ante la posibilidad de dar un paseo, la voz me repite -te vas a caer, te vas 
caer- lo más probable es que me termine cayendo.
De esta manera fortalecemos a aquellos miedos infantiles o a ciertos traumas
más recientes sin resolver que han quedado flotando en el vacío, esperando
la ocasión de resonar y en cada acción futura se verá esta repetición 

ACCION O PROYECTO -  AUTOBOICOT

Esta es la secuencia que se repite y se refuerza a través del tiempo. 


Obviamente cada uno deberá medir la intensidad de estas voces o recuerdos.
En algunos casos la repetición de estas secuencias desencadena depresión,
pánico, enfermedades renales, contracturas musculares, otalgias y todo tipo
de dolencias asociado al tipo de vivencia que se recuerda.
Por eso habrá que medir su intensidad, su capacidad limitante y evaluar
si se requiere ayuda profesional y/o medicación.

En otros casos leves se puede apelar a recursos que todos tenemos.

1- Lo primero es elegir un lugar y un momento en que estemos solos y tranquilos,
nada debe interrumpir esta técnica. Se puede encender COPAL o una escencia 
de LEMON GRASS  o ROMERO para activar la memoria. 
Elegir una postura cómoda, inspirar y exhalar hasta sentir serenidad,
 cerrar los ojos. Identificar de dónde proviene la voz, situarla en un contexto
-esto viene de una vez que mi maestra me puso en ridículo- -viene de mi padre-
-viene de una vez que mi abuelo nos visitó- etc. Se puede revivir ese 
recuerdo desde este AQUI y AHORA, en plena consciencia de la diferencia.

Antes no pudimos elegir ni contraargumentar nada, 
ahora si, profundizar y repetir esta percepción. 

Identificado el recuerdo, imagineremos una situación inversa, en la que
la persona que en ese tiempo ejerció esta autoridad hace acciones ridículas 
o es interrumpida por un hecho que nos provoque risa, tal vez se caiga o erupte.
Es importante REIR para SANAR, disolver el rencor y cambiar
el efecto nocivo que tuvo ese recuerdo, hasta ahora.



Este cambio de recuerdo se activará las veces que haga falta,
si el recuerdo no se identifica, inventaremos una situación similar.

LO QUE SE BUSCA ES GRABAR UNA IMPRONTA.

2- Elegir por un mínimo de 21 días una hora en la que podamos también
con los ojos cerrados, recrear la "película" o técnica de visualización,
de este proyecto o ilusión que queremos alcanzar. En el caso de querer abrir 
un negocio, por ejemplo, nos visualizamos en la situación de contar con el dinero
estar en el lugar, firmar un contrato, etc. Este es el plano del PROYECTO.
Visualizarlo al menos 3 minutos diarios.

3- Elegir otra hora del día en la que podamos visualizarnos trabajando
en ese local, atendiendo gente, como si en realidad esto estuviera pasando.
Es importante creer que esta visión es real y desactivar cualquier duda
o crítica. Podemos incluir sonidos o aromas que nos refuercen esta visión.

4- Antes de dormir elegir una hora en la que podamos celebrar el triunfo,
llega la hora de cerrar el negocio y sentir la plena satisfacción de haber
concretado un anhelo muy profundo. Nos sentiremos victoriosos y
felices por haberlo logrado.


Podemos incluso celebrar con alguna bebida que nos resulte placentera.

Todos estos pasos deben repetirse a la misma hora, en las mismas 
condiciones y durante al menos 21 días que es el tiempo que se 
requiere para que una nueva información reemplace a la anterior.





CONSULTAS en

CIUDAD de BUENOS AIRES

VIA SKYPE o HANGOUT

a canaj82@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario