martes, 24 de marzo de 2015

GATOS, un hermoso enigma

Quien haya tenido o tenga un gato seguramente se habrá preguntado acerca de 
su paso sigiloso, su ronroneo, su mirada y sus arañazos al vacío. Los gatos no son 
dóciles, tampoco incondicionales son mas bien selectivos y distantes, hay quienes 
dicen que su vínculo está más relacionado hacia la casa que hacia sus habitantes y
 tal vez sea así. Pero no deja de ser un compañero silencioso y enigmático.
Se dice que así como los perros son nuestros guardianes en el plano terrenal, 
los gatos son nuestros guardianes en el mundo intangible, etérico o astral.
Ellos perciben, oyen y ven aquello que nosotros no podemos, salvo 
en algunas meditaciones y sueños, por eso quieren compartir 
la cama con nosotros, mientras dormimos.
La injusta mala reputación de los gatitos negros todavía prevalece, pero ellos a 
diferencia de los gatos blancos son mucho más tranquilos y sensibles y receptivos.
Cuando un gato mira hacia la "nada" y reacciona arqueando el lomo, soplando o
dando arañazos, está alejando a un ser intangible de la casa. 



Esto también explicaría que sus períodos de sueño son largos durante el día
ya que pueden dormir unas 14 o 16 horas manteniéndose activos y despiertos 
durante gran parte de la noche. 
Para el Egipto Antiguo, los gatos eran verdaderas deidades de la diosa
Bastet, diosa de la guerra, fertilidad,  alegría, maternidad, fecundidad y todas
las virtudes femeninas, además de guardiana del hogar 
y defensora acérrima de los hijos
En las casas se colocaba a la entrada una estatua con su forma 
porque así creían alejar a demonios y malos espíritus, fueron compañeros
de caza y guardianes del hogar. Matarlos o maltratarlos era penado con
la muerte y cuando un gato moría la familia en señal de luto rapaba sus
 cejas y se llevaba a cabo todo el ritual de momificación al igual que a los 
humanos. En el año 1890, en Beni Hassan, se descubrió un antiguo cementerio 
 en el que se hallaron cerca de 300.000 momias de gatos embalsamados.


 También la creencia de que el gato tiene 7 vidas proviene de los egipcios
ya que ellos sostenían que a la séptima reencarnación ellos devenían en humanos.
Otras versiones atribuyen a este dicho el hecho casi milagroso que tienen los
gatos de sobrevivir a caídas desde muy alto, ya que son muy hábiles para
girar en el aire y caer en cuatro patas.
La cosa es que los mininos son grandes telépatas que tal vez conecten
mejor con la energía de los desencarnados que con la de los vivos que
tantas veces los han maltratado, por eso habitan cementerios en todo
el mundo. Poseen un talento especial para transmutar las malas energías
de una casa y de ciertas personas, algo que ellos pueden percibir con claridad.
Parece perezoso y a veces indiferente, pero nada se le escapa, los egipcios
también atribuían a su mirada dotes sobrenaturales asegurando que 
esos ojos "todo lo ven".

Desvinculándolo de toda creencia los gatos son excelentes compañeros
respetuosos y solitarios, si vienen hacia nosotros tenemos que tratar de
comprenderlos, su ronroneo emite una vibración que tranquiliza a nuestro
corazón, acariciar a un gato es reducir el stress y la suavidad de su pelaje
siempre nos brindará una sensación placentera y tranquilizadora.
Los gatos pueden pasar una vida entera dentro de la casa y adaptarse
a nuestras acciones, anticiparse a nuestra llegada y a predecir ciertas
enfermedades. Tal es el caso de Valerie Lubbock con su gatito Bindi, que
siendo siempre un gatito tranquilo empezó a inquietarse a señalarle el 
pecho, mirándola fijamente, esta conducta se repitió hasta que Valerie
decide consultar y efectivamente allí se alojaba un tumor que fue 
extirpado con éxito, Valerie asegura que Bindi le salvó la vida. 


No es el único caso, abundan historias heroicas de mininos, de manera
que si un gato llega a tu vida es por alguna razón que desconoces, si no
puedes tenerlo, trata de hallarle un hogar en donde lo traten bien.

A un gato

No son mas silenciosos los espejos
ni más furtiva el alba aventurera
eres, bajo la luna esa pantera
que nos es dado divisar de lejos
Por obra indescifrable de un decreto
divino, te buscamos vanamente
tuya es la soledad, tuyo el secreto

Tu lomo condesciende a la amorosa
caricia de mi mano, has admitido
desde esa eternidad que ya es olvido,
el amor de la mano recelosa

En otro tiempo estás, eres el dueño
de un ámbito cerrado como un sueño

JORGE LUIS BORGES


No hay comentarios:

Publicar un comentario