martes, 31 de marzo de 2015

CAROL BOWMAN, LOS NIÑOS Y LAS VIDAS PASADAS


Durante la mayor parte de su vida adulta CAROL BOWMAN
sufrió alergias y enfermedades pulmonares, a los 35 años enferma de
asma y pleuresía, en la fase aguda de esa crisis tiene una visión
El velorio de un hombre de 35 años que estaba muriendo de 
tuberculosis en una cama, como en una breve película llega a ver
el funeral, en ese momento se pregunta si su destino sería el mismo
o si esa visión era un recuerdo de otra vida. 
Cuando inicia una Terapia de Vidas Pasadas, comienza a recordar
vidas anteriores, en una de ellas siendo un hombre joven muere
de tuberculosis como en la visión en el siglo XIX, en otra
era una joven madre que muere en las cámaras de gas, durante
la II Guerra Mundial. 

 

Ninguna de las dos experiencias la sorprenden porque ella
sabía que esa información estaba en algún nivel de su conciencia
posiblemente a través de sueños o imágenes durante su infancia.
Despues de un tiempo, finalmente CAROL recupera su salud y se 
dedica de lleno a investigar y trabajar en regresiones. 
 

Regresar a VIDAS PASADAS es un paso necesario para 
entender porqué en el presente se están manifestando enfermedades,
imágenes, sueños y recuerdos que no se vinculan a nada conocido.

A VECES HAY QUE IR AL PASADO PARA SANAR EL PRESENTE.


CAROL BOWMAN sostiene que muchos niños de corta 
edad en todo el mundo tienen recuerdos espontáneos de vidas anteriores
hasta los 7 años, siendo estos generalmente traumáticos, porque se trata
de muertes trágicas que han dejado una carga emocional muy fuerte.
Esta carga se manifestará en una vida futura bloqueando la energía
en forma de fobias, ansiedad, aversiones. A veces las cicatrices y marcas
de nacimiento corresponderían a heridas mortales o lesiones pasadas.

En algunos juegos recurrentes el niño también estaría intentando
comprender o asimilar una experiencia de su vida anterior.


 Los recuerdos positivos también se llevan a la otra vida, ellos pueden
expresarse como talentos, actitudes, fuertes lazos de amistad o sabiduría.
A veces los niños hablan afectuosamente de sus anteriores familias, sus
cónyuges o hijos. 

CAROL BOWMAN nombra en sus libros algunos elementos a tener
en cuenta para identificar si estamos en presencia de este fenómeno
señalando también que no todas suceden al mismo tiempo

1- El tono de voz es natural, los recuerdos espontáneos surgen entre
los 3 y 7 años, en períodos de relajación como al andar en auto, durante
el baño, cuando están con sueño, el humor varía pero el hablar es natural.
Lo cuentan como si hubiese ocurrido la semana pasada, pueden usar 
palabras que no son habituales o hablar con más fluidez y confianza.

2- El relato es siempre el mismo, no hay cambios significativos, pero
pueden agregarse detalles a medida que el niño aprende a hablar mejor o
a acordarse de más cosas

3- El conocimiento es superior a la experiencia, pueden hablar de cosas
que los padres saben que los niños no pudieron aprender, o hablar en un
idioma que no conocen. Hay un caso de gemelos que hablaban en arameo.

4- Cuando cuentan la historia hablan desde su punto de vista, lo que
veían al ahogarse, ser atropellados, etc.

5- Comportamientos y o señales correspondientes, fobias, habilidades
espontáneas, talentos, inusitados, marcas o defectos de nacimiento,
afinidad por una cultura diferente o de otro tiempo, aversiones
inexplicables. 

LOS GATILLOS pueden ser recuerdos espontáneos, sonidos, olores,
sabores, traumas, fotos, películas, visión de sangre, etc. 

 ¿ QUE PUEDEN HACER LOS PADRES ?

Mantener la calma, proteger sus sentimientos, distinguir entre fantasía
y recuerdo, permitir que fluya la emoción, hacerle saber que ahora está en
esta vida, este cuerpo y que es amado. Registrar los recuerdos.

Según un texto médico tibetano del siglo XI los recuerdos de vidas
pasadas comienzan desde la 26a semana de vida intrauterina. 

Carol Bowman insiste en que nuestros HIJOS PUEDEN SER ALMAS
ADULTAS HABITANDO CUERPOS INFANTILES. 

Sus dos libros "Las Vidas pasadas de los Niños" y
"Regresando al Cielo" han aportado sin duda alguna mucho al
conocimiento de este fenómeno. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario