martes, 3 de marzo de 2015

DOS ESTRATEGIAS

Es un hecho comprobable que la vida está llena de grises, que todo claro tiene
su lado oscuro y que toda oscuridad tiene su encanto.
Malos y buenos suelen ser los juicios de valor más básicos que hacemos.
Decimos que tal o cual persona es buena o es mala, según cómo me afecte, 
ya sea con la intención, la palabra o las acciones. Pero todo es relativo.
 Nada es tan simple como parece y así nos encontramos muchas veces
diciendo que creíamos conocer a alguien que de repente nos ha traicionado
o nos critica o nos hace daño de alguna manera. 
Creemos en las apariencias, caemos en la trampa de las buenas formas y lo 
socialmente aceptado o adaptativo como parámetro para decir, - Ah esta 
es una buena persona- , o - Nooo, esta es una mala persona- 
en lo personal no creo en absolutos.

Nos enseñaron a creer en la bondad 
del cordero y la maldad del lobo



¿Qué tiene de malo ser lobo ?


Al lobo se lo asocia con la astucia, el engaño y el crimen...¿porqué?
No hay especie mas predadora que la humana, el lobo tiene su naturaleza
y su vida cada vez mas restringida por la codicia de los peleteros y
las grandes extensiones de su hábitat robado, la caza indiscriminada y 
despiadada incluso de las crías que tienen la piel más abundante
y clara ha amenazado la existencia de varias especies. 
Vive de acuerdo a sus reglas y tiene un espíritu de 
comunidad que define jerarquías en su organización social aunque 
muchos de ellos viven en solitario. Rara vez atacan a las personas salvo
que éstas representen una amenaza para su territorio o sus crías y su alimento 
consiste en presas pequeñas, también hay muchos que son carroñeros. 
Son tan cánidos como nuestros perros y pueden ser amigables con las personas, 
con cierto entrenamiento se pueden habituar a nuestra compañía.
Hasta el lobo más periférico de la manada es defendido o asistido y es
llorado si muere, ellos suelen manifestar su dolor aullando y dando
círculos. Mucho tenemos que aprender de los lobos.

¿ Qué tiene de bueno ser cordero?

Los corderos en cambio suelen ser absolutamente pasivos, aún si son
atacados no hacen nada para defenderse, pastan en conjunto pero no
han desarrollado una conducta de cooperación mutua, si alguno es
capturado, el grupo no reacciona. 
Suelen ser más activos en tiempos de reproducción, en el cual los machos 
se disputan a las hembras. Son en extremo dóciles, también se habitúan
 a nuestra compañía o mejor dicho a nuestras predación.

Uno representa escencialmente al juego de la vida a ser lo que se es,
hasta que el cazador dispare o hasta que el bosque sea talado.
Otro a la pasividad de vivir en la inercia, pastando para terminar 
siendo devorado, elijo al LOBO, sin duda.


No se trata de bondad o maldad, se trata de dos estrategias
diferentes, dos formas distintas de habitar la Tierra.










No hay comentarios:

Publicar un comentario