jueves, 26 de marzo de 2015

ASMA, el GRITO SILENCIOSO

  El Asma es una enfermedad que se manifiesta como un acceso de ahogos,

haciendo que expirar sea difícil y doloroso, mientras que la inspiración es fácil, 
ansiosa y rápida. Esta sofocación presenta  silbidos -disnea- 
que se hacen audibles con o sin estetoscopio. 

Quien haya experimentado una crisis asmática sabe de la enorme 
angustia y desesperación que se siente, ya que podemos prescindir de
cualquier función por un tiempo, menos de respirar.

Ante la presencia de " alérgenos " polen, pelo de animal, ácaros, ciertas
comidas, etc. el sistema inmunitario reacciona fuertemente bloqueando
la respiración corporal aumentando el ahogo y en algunos casos
produciendo la muerte. 
El asma al igual que las alergias puede deberse a un sentimiento de
estar PROFUNDAMENTE LIMITADO, INVADIDO, SIN AIRE.
Está simbolizado por la falta de aire, el sofoco el ahogo que se produciría si 
alguien intentara tomarme de la garganta para ahogarme.
El asma se vincula a esa sensación de GRITO SILENCIOSO y
angustiado que proviene de un conflicto en poner límites a los demás.
Prefiero enfermarme antes que arriesgar a perder a algunas personas.
Entonces me sofoco, me ahogo en rabia, toso y en cada tos libero un
ladrido. Las crisis de asma me hacen dependiente y también
condicionan la forma en que los demás me tratan.

ES IMPORTANTE ACLARAR QUE ESTOS CONFLICTOS
SON INCONSCIENTES Y NO SON INTENCIONALES.

La persona que padece Asma, debe tomar contacto con esta información
para aprender a reprogramarse con o sin ayuda terapéutica. 


Muchos primogénitos comienzan a padecer asma frente a la llegada de
un hermanito, entonces cada ataque -inconscientemente- será una manera
de atraer de vuelta la atención exclusiva que tuvo una vez.
En general el asmático tiene una gran dependencia hacia los padres o
hacia su pareja o hijos experimentando al mismo tiempo un gran
temor a perderlos y quedar solo.

El aire significa la INDEPENDENCIA, la LIBERTAD 
de VIVIR, la capacidad de experimentar la vida como 
un intercambio mutuo, equilibrado y constante entre 
lo que se da y lo que se recibe.


Decodificar el verdadero origen del asma, no significa suspender
cualquier tratamiento médico o farmacológico que se esté llevando, sino
tomar consciencia de estas situaciones y cambiar las pautas de dependencia
por libertad.
En el caso de los BEBES, hay tanto miedo y rechazo hacia la vida o hacia algún 
aspecto de la madre o la familia, que la respiración se bloquea. 

EN ESE CASO ES IMPORTANTE HABLARLE AL BEBE, 
TRANSMITIRLE SEGURIDAD Y GRATITUD POR HABER
VENIDO Y AYUDARLO A SUPERAR EL MIEDO. 

La leche materna, el contacto físico, el abrazo, la caricia, la voz son
herramientas poderosísimas a la hora de enfermar o sanar a alguien
que padece cualquier enfermedad, mucho más si de asma se trata. 

CIUDAD DE BUENOS AIRES

CONSULTAS Vía Skype o Hangout

a canaj82@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario