sábado, 7 de marzo de 2015

DOBLES en la FAMILIA

Somos el resultado de un ARBOL GENEALOGICO FAMILIAR, la 
importancia de reconstruirlo abarcando al menos 3 generaciones puede
ser de vital importancia para comprender nuestro programa  emocional actual 
nuestra forma de vincularnos con los demás, conducta, las profesiones que 
elegimos, nuestro sistema de creencias y un amplísimo etc.
No sólo heredamos un color de ojos o de piel sino un bagaje emocional.

Todo viene del ARBOL


Fuimos concebidos por deseos, proyectos, "accidente", amor, abusos, intención,
reparación y una compleja trama de relaciones interfamiliares nos anteceden.
Toda la información acerca de nuestra pre- historia quedará grabada en 
nuestro ADN y cada célula  guardará memorias ancestrales.
Por eso no es extraño que en una familia de generaciones de abogados nazca 
un artista o en una familia de carpinteros un policía, alguien recibió un mensaje
que lo diferencia del resto y lo hace repetir un programa o repararlo.
Es fundamental comprender la diferencia entre REPETICION y 
REPARACION, si repito un programa de un ancestro ese se 
manifestará en mi vida como una enfermedad, un vicio, una limitación
por ej. mi padre es pobre yo soy pobre, si lo reparo , haré lo opuesto
y trataré de obtener tanto dinero como pueda, lo ideal es siempre la
REPARACION pero en equilibrio, no en pura oposición. 



Los dobles en la Familia nada tienen que ver con el parecido físico, si 
con una afinidad o sistema de creencias que se renueva en otra generación.

¿ Cómo sabemos de quién somos dobles en la familia?

Hay varios datos a tener en cuenta, la fecha de nacimiento, que
no tiene que ser exactamente la misma pero si debe haber una cercanía 
de hasta unos 20 días, de manera que si algún familiar nace en el mismo
mes que yo o 20 días antes o despues, soy su doble.

Por el nombre al llevar el mismo nombre que el padre o la madre el
hijo se hace doble, Padre Juan, hijo Juan, Madre Isabel, hija Isabel,
María y un ancestro llamada Mariana, por ej.

Por la fecha de concepción, en este caso el cálculo abarcará un
período de unos nueve meses antes aproximadamente.

Por fecha de defunción un ancestro muere cerca de mi fecha de 
nacimiento, si lo conozco puedo convertirme en Heredero Universal
y significa que él o ella eligió una fecha próxima a mi nacimiento para
morir dejándome en herencia sus programas para que los resuelva, siendo
este -aunque resulte difícil entenderlo- un acto de amor y confianza.
Si desconozco a este antepasado, será mi doble fantasma. 


¿Porqué es importante saber de quién o quienes somos dobles ?

Porque si este ancestro mío ha tenido una vida feliz, plena y exitosa, no
hay nada que reparar, en cambio si padeció enfermedades, si tuvo accidentes,
si sus emociones fueron dolorosas o si fue un maltratador, repetiré conductas 
que tal vez se manifiesten como enfermedad sin saber su verdadero origen.
Por ejemplo, un caso común es el de mujeres abusadas o maltratadas, estas
situaciones se repiten una y otra vez a lo largo de generaciones.
Si permito el maltrato, sólo repetiré lo que mi árbol necesita sanar, en
cambio si puedo evitar que los hombres me maltraten o puedo ponerle fin 
a una situación de abuso, repararé mi árbol y lo liberaré de esa carga.
Lo mismo pasa con muertes trágicas, accidentes o enfermedades, a 
veces el doble por una lealtad hacia la familia repite la enfermedad
o está propenso a tener graves accidentes para cierta fecha "aniversario"
Por ej. Anne  Schützenberger en Ay mis Ancestros describe el caso de una 
niña que tiene un grave accidente esquiando que le desgarra el himen y afecta 
a otros órganos, este hecho transcurre en una edad y en una fecha en la que
su madre había padecido una violación. Si ella hubiera tenido esa
información, es posible que este accidente se hubiera evitado.
Lo mismo con el caso de herencias o pérdidas materiales, el doble puede
repetir la ruina de su ancestro o perder trabajos y bienes sin saber porqué.





Sanar el Arbol, es de vital importancia para que este pueda seguir
viviendo, muchos hombres o mujeres conscientemente eligen o no pueden
tener descendencia porque sienten que su árbol está demasiado enfermo.
Si reparo, no sólo haré aquello que mis ancestros no pudieron hacer por
la circunstancia que sea, sino que también iniciaré una senda de libertad 
y respeto hacia las generaciones futuras y así el árbol seguirá dando frutos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario