miércoles, 25 de marzo de 2015

PERSONALIDAD DE UN PSIQUICO O SENSITIVO

Cuando nos encontramos frente a un fenómeno que la ciencia o la razón 
no pueden explicar lo llamamos "paranormal" porque escapa a lo normal o a lo 
que se reduce a la percepción de nuestros 5 sentidos.
Y más allá de toda discusión creo que todos en algún momento hemos vivido o
presenciado un fenómeno de esta naturaleza. Son situaciones para las cuales no hay 
demasiadas explicaciones, pero si mucho descrédito por fraudes conocidos y
por exponer tanto a la magia como la parapsicología a espectáculos y shows.
Lo cierto es que lejos de ser un hecho feliz, la percepción extrasensorial
muchas veces nos perturba, de hecho muchos sueños premonitorios son
un anticipo de desgracias personales, familiares o sociales. 
Un sueño premonitorio conocido es el que tuvo David Bocth en el que ve
claramente una catástrofe aérea, en el un jet con los colores de EEUU
levanta vuelo y de repente se inclina estrellándose en la pista en una gran
explosión de fuego, luego de consultar con su médico psiquiatra Bocth da
aviso a la aerolínea que refuerza la seguridad pero a pesar de todo un
26 de mayo en el aeropuerto de Chicago un DC 10 de A.Airlines se estrella
al despegar, tal como David lo describió en su sueño, mueren 237 personas.
Un caso contrario es el narrado por Adolf Hitler en su biografía, según sus
palabras el experimentó un fenómeno de "clariaudiencia", durante la I
Guerra Mundial mientras luchaba en las trincheras, escucha una voz que
le dice claramente "Levántate y vete de aquí", segundos despues un obus
cae y explota en el mismo lugar en donde se encontraba sentado. 
En este caso esa voz que se repetiría en otros mensajes, salvó su vida.
 Percibir más allá del tiempo, el espacio y los sentidos no siempre es un hecho
feliz, ni tampoco señal de trastornos psiquiátricos aunque cada caso requiere
un análisis, si los sucesos vistos, oídos o soñados se producen hay que 
aprender a manejarlos, porque ellos volverán una y otra vez sin mediar
nuestra voluntad. En otros casos la curiosidad, la vocación de servicio o el afán 
de expandir nuestro conocimiento nos lleva a buscar el origen y las condiciones para 
que estos fenómenos se manifiesten en nuestra conciencia.


Hay personas (sobre todo los niños) que pueden tener una percepción mucho
más desarrollada, ya que esta energía psíquica está receptiva y fluye sin
interferencia de un juicio de valor negativo. Hay personas que naturalmente
pueden anticiparse a hechos -precognición- saber sucesos del pasado
-retrocognición-  o expandir hasta límites impensados cualquier sentido,
tales son los casos de clariaudiencia -oído- hiperosmia -olfato- etc. etc.
Hay mayor prevalencia en las mujeres que en los hombres.
Los sensitivos o sensitivas han tenido una infancia difícil que ha desarrollado
en ellos otra forma de sobrevivir y de ligarse a fuerzas intangibles.
A veces se despiertan con ECM Experiencias cercanas a la Muerte o despues
de padecer traumas, accidentes o enfermedades graves.
Es lamentable que la psiquiatría y la psicología soslaye estos aspectos de
la personalidad limitando su comprensión y alterándolo con psicofármacos.
Las filosofías orientales entienden que estos "poderes mágicos" se pueden
lograr con esfuerzo y disciplina en una búsqueda hacia la Iluminación.
Se los promueve con mantras, meditaciones y se los concibe como una unidad
con lo Divino,  se los llama Siddhis, considerándolos como logros o 
realizaciones, poderes interiores asociados a la Divinidad y no a la enfermedad.
Para los hindúes los siddhis se despiertan por Nacimiento, por el uso de hierbas
o de forma natural a través de la maduración espiritual.

De manera que la PERSONALIDAD del PSIQUICO variará
según quien la mire, desde un punto de vista más místico, desarrollar estos
poderes que son parte de nuestro patrimonio humano es signo de una gran
evolución espiritual. Mientras que para Occidente ser sensitivo sigue siendo
un hecho incomprensible ligado a la enfermedad psiquiátrica o al ocultismo.
Quien posea esta capacidad sensitiva aprenderá a equilibrar su emoción
y tratará de tomarlo con calma, quien desee desarrollarla puede apelar
a técnicas, meditaciones guiadas, visualizaciones y estímulos que lo
ayuden a potenciar lo que tiene dormido, siempre y cuando domine su
temor y no tenga una valoración negativa o censuradora. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario