lunes, 23 de marzo de 2015

CRONOTIPOS........Ser BUHO o ser ALONDRA

El término CRONOTIPO, alude a las variaciones de nuestro RITMO
CIRCADIANO o reloj interno y este incluye no solo los tiempos de sueño -
vigilia, sino que va más allá determinando en cada persona la temperatura
corporal, la actividad mental, las secreciones hormonales, los estados de ánimo
y el funcionamiento de todos nuestros sistemas.

Hay tres cronotipos conocidos como ALONDRAS, BUHOS y COLIBRIES.
Las alondras son madrugadores y duermen temprano, mientras
que los buhos son noctámbulos y les cuesta dormir temprano, en cambio
los colibríes tienen ambas tendencias, pero pueden adaptarse 
a uno u otro ritmo sin dificultad.


Estos cronotipos están determinados por los genes reloj, básicamente estos regulan nuestro descanso, actividad y humor de acuerdo al flujo de la luz que entra por 
la retina y una serie de cóctel de neurotransmisores que son decodificados por 
el NUCLEO SUPRAQUIASMATICO.
 En la glándula PINEAL se produce la MELATONINA hormona de la oscuridad,
 que alcanza picos durante la noche -o ausencia de luz-, mientras que el 
CORTISOL, hormona de la  actividad alcanzaría su pico máximo en horas de luz 
durante el día, mientras una hormona es necesaria para el descanso -Melatonina-, 
otra es necesaria para la acción y el movimiento -Cortisol- . 


Este fenómeno es mucho más complejo y varía de persona a persona
y también de acuerdo a la edad, rutina y al sentido de la vista. 
No son los mismos tiempos de sueño los de un bebé que los de un adolescente
o persona de tercera edad,  a medida que el tiempo transcurre los períodos de sueño 
se acortan, también hay excepciones para los no videntes, trabajadores nocturnos
artistas o gente que por motivos laborales debe viajar con frecuencia padeciendo 
el famoso jet lag, también hay excepciones para personas que consumen
sustancias o que toman psicofármacos. Los cronotipos serían una
condición dada por la genética, los hábitos y las costumbres arraigadas
 y sin interferencia de sustancia alguna.

¿ INNATO O ADQUIRIDO ?

Ambas, hay familias enteras de noctámbulos o de madrugadores, pero ningún
hábito puede resistirse a situaciones extremas como una guerra, durante
la guerra han sido estudiados estos fenómenos y tanto alondras como búhos
han modificado dramáticamente sus períodos sueño - vigilia. 
Tanto por factores personales, familiares como sociales ambos cronotipos
tienen también un perfil de personalidad standarizado. 

LAS ALONDRAS

Este cronotipo está muy activo durante la mañana y duerme temprano. 
Las alondras son más disciplinadas, atentas al mundo externo y sus circunstancias
controladores y pendientes de la aprobación o desaprobación de sus actos en
general. Pueden desarrollar un hábito por los deportes y la vida al aire libre.
También suelen ser más sociables y constantes, tienden a las 
actividades de repetición y al respeto de los sistemas y la autoridad.
Pueden ser bastante críticos cuando algo transgrede sus parámetros, en
cuanto a su forma de pensar son poco flexibles y les cuesta conectarse con
su lado creativo. Se sienten más seguros dentro de un grupo social ya sea
de creencias religiosas, políticos o filosófico. Son renuentes a los cambios.
Rara vez cometen excesos, en cuanto a su salud suelen ser más cuidadosos
Sus emociones son estables y pueden ser muy autoexigentes.
Las alondras siempre gozaron de cierto prestigio social desde las antiguas 
sociedades agrícolas que se regían con la salida y puesta del sol . A las 
alondras les cuesta comprender a los búhos y suelen ser objeto de crítica. 

LOS BUHOS

Los búhos priorizan al mundo interno y a sus circunstancias, son indiferentes
a la crítica o desaprobación ajena, no les motiva estar adaptados ni a los
sistemas ni a la autoridad, de hecho muchas veces tienen conflicto con ella.
Cuando sociabilizan son mucho mas selectivos, detestan la rutina y la
repetición, suelen estar más activos durante la noche y la madrugada
expandiendo su lado creativo o su pensamiento, de hecho que estas horas
son más propicias para liberar su imaginación y escribir, componer o
pintar. Pueden ser más introvertidos e inestables emocionalmente.
Muchos estudios vinculan a los búhos con excesos.
No le temen a los cambios, al contrario los promueven, tienden a 
desarrollar trabajos autónomos ya que tienen una gran dificultad para
adaptarse a los horarios y a las normas en general.  Afrontan riesgos
y son innovadores, tienden a ver el lado profundo u oculto de la vida.


Más allá de todo lo escrito o investigado, hay que replantearse otras 
cuestiones. Los desórdenes de los RITMOS CIRCADIANOS 
tienen razones genéticas y ambientales. La aparición de la luz 
eléctrica ha alterado considerablemente hábitos y rutinas, los led,
las computadoras y los videojuegos emiten luz azul y luz UV que provocan
alteraciones en el sueño, ansiedad, irritabilidad y son adictivos.

Por otra parte lejos quedó el "...al que madruga Dios lo ayuda..."
porque tanto búhos como alondras tienen su razón de ser, mientras las
alondras gozan de prestigio, los búhos han sido vistos como vagos o
perezosos, pero ellos han demostrado que por el contrario suelen ser mucho
más creativos y trabajadores que las alondras, pero en otro horario.

A veces estos cronotipos llegan a arraigarse tanto que las alondras 
acumulan sueño y los búhos se desestabilizan, pero los avances de la 
CRONOBIOLOGIA, ha implementado tres técnicas de 
CRONOTERAPIA, basados en el cambio de hábitos, la administración de
 melatonina y la utilización de luz que emule a la solar. 
De manera que hay esperanzas para ordenar los patrones si es lo que
se busca en un breve lapso de 2 semanas, se puede.
Pero para tantos trabajadores de la salud, seguridad, arte o transporte
no les quedará otro remedio que seguir siendo búhos ya que desde
hace muchos años algunos trabajan mientras otros duermen. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario