viernes, 4 de septiembre de 2015

YA HACE UN AÑO

Nunca me voy a olvidar de ese 4 de Septiembre

después del mediodía, por supuesto que fue una tarde gris,
fría, infinitamente triste y desoladora. La noticia la escuchó mi 
hija y no supo como decírmelo, todos decían que habías muerto.
Tras 4 años agónicos una tarde de septiembre pudiste dejar las
mezquinas limitaciones de este mundo.

No lo podía creer, en ese tiempo muchos  nos enojamos 
con el destino, nos hicimos preguntas sin respuesta, 
albergamos esperanzas, negociamos, pedimos,
cantamos y sentimos hasta el último momento el anhelo
de creer que volvías, que finalmente despertabas de 
ese sueño.... un largo sueño.

Porque pudimos entender que estabas descansando
de tus giras o que te habías tomado un tiempo.


Pensarte de otra manera era sencillamente inimaginable..

Pero eras humano, después de todo. Tan humano para
comprender el dolor, la alegría, el éxtasis y las almas
haciéndolas vibrar al infinito con tu voz, tu poesía,
tu viola, esos ojazos y tu pelo tan eléctrico.



Muchas veces me pregunté cosas sobre la muerte y
por mucho que lo intenté, esa tarde no podía parar de
llorar. Ibamos caminando por las calles de la Legislatura
y miraba el piso buscando señales como siempre. Esas
calles también son grises, claro es la Ciudad de las Furias.

Veía el asfalto también gris, el Cielo gris y mientras me
preguntaba ¿ Dónde estabas en realidad ? cayó del Cielo
UN PETALO DE ROSA 

¿ Hay algo más parecido a un Corazón ?

Miré hacia arriba, hacia los costados, busqué un puesto
no había flores, simplemente lo tomé, le dí un beso
y sonreí. Ese es Gustavo Adrián Cerati, el que enciende
los misterios, aviva los deseos y te hace sonreir.
El que entiende tu tristeza y arma una poesía o te
invita a dar Vueltas por el Universo para que pidas
un Deseo. El que te dice Beautiful o Mereces lo que
sueñas y te mece con el arrullo de A Merced.


¡ Soy tan limitada ! Gustavo querido, hermoso, Sol !!
Este mundo devora Almas sensibles y es implacable
pero fuiste más que un León y la peleaste como nadie.
 Te ví por primera vez una noche en Pinar de Rocha
empezaba a sonar Soda y escucharte fue una alucinación 
que seguirá en mis sueños o en mis vigilias.


Fue hermoso y fugaz el paso por esta Vida y espero
que en la próxima, nos volvamos a encontrar.

De esa noche en Pinar hasta esta tarde en el Centro
pasó una vida entera y lo único que puedo asegurarte
es que no estabas en esa caja negra. Estarás en otras
Cajas Negras de los que amamos tus enigmas, tus
Remolinos y pensamos en el Valor de tus Deseos.

No quiero llorarte, quiero decirte ¡ GRACIAS !!!

GUSTAVO ADRIAN CERATI

INFINITAMENTE GRACIAS !!!!  


Porque sería otro CRIMEN olvidar tus Regalos.

¡ TE AMO ! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario