sábado, 12 de septiembre de 2015

AMOR FELINO

 En mis tiempos los mininos comían hígado o bofe crudo, sino
carne picada también cruda. Eran más distantes y escurridizos y
eran los dueños de los techos y las terrazas, tenían poco contacto
con nosotros, excepto cuando eran cachorritos. De ahí nacería ese
estereotipo del gato independiente, arraigado a la casa y no al dueño,
algo egoísta y arrogante, muy diferente al perro, pero creo que hoy
las cosas han cambiado....algo tendrá que ver con el alimento.
Otro tanto con las viviendas más pequeñas que los obligan a estar
más en contacto con nosotros, por ende sus emociones han variado.


Esto viene a cuento de empezar a verlos de otra manera,
ellos nos observan todo el tiempo y tratan de comprender a esta
especie humana ( tan rara e incierta ) Esto pasó con Macha una
gatita cuya casa era una caja de cartón en la fría Rusia. Allí
cerca de un contenedor alguien dejó abandonado a 
un bebé de apenas 2 meses.


 Sin dudarlo la minina lo cubrió con su cuerpo y no dejó de 
lamer sus manitos y su cara hasta que alguien lo escuchó
llorar. Los vecinos escucharon el llanto y entendieron todo.
Sin el calor de la gatita el bebé hubiese muerto, sin duda.

Macha siguió al bebé hasta la ambulancia, pendiente de
su vida y volvió a su cajita, que en premio a su valor fue
colocado dentro del edificio de Obninsk al oeste de Rusia.


¿ Qué le tendrá deparado el destino a este bebé ?

¿Quién puede decirle a otro como insulto que es animal?

La noticia es de enero de este año, no sé que habrá pasado
con estas dos vidas, pero siempre se abren preguntas sobre
dónde moran las Almas en realidad, al menos para mi. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario