jueves, 11 de junio de 2015

ONDINAS, Hadas del AGUA

Cada Elemento de la Naturaleza está habitado por espíritus, seres
inteligencias anteriores a la creación del hombre. Su misión es cuidar 
cada Elemento y protegerlo de la predación humana, nuestra misión 
debería ser la de ayudarlos. Rara vez se dejan ver, aunque algunas 
personas sensitivas pueden hacerlo y también los niños hasta los 7
 años. Aunque se las exhibe de apariencia antropomorfa y bellas,
 puede ser que no sea así. La "fisonomía o la belleza" no siempre es 
una cualidad asociada al Bien, de manera que aunque no podamos 
ver al duende que habita el Arbol, al abrazarlo sentimos su pureza.

  
EL ELEMENTO AGUA

Las Criaturas de este Reino son todas femeninas y se caracterizan
por ser afines con el Atardecer, el Otoño, la Plata y el Mercurio,
la Energía Receptiva y Curativa. También llamados Seres
Feéricos en el Agua encontraremos una gran variedad entre
ellas las Ondinas también llamadas Hadas del Agua Dulce

O N D I N A S 


Ellas trabajan sobre las Masas de Agua Dulce, las podemos
encontrar en lagos, ríos, cascadas, cataratas, lagunas, etc.
No tienen como las sirenas cola de pez, suelen ser muy
hermosas, esbeltas y su cuerpo está cubierto como por una
membrana de gasa muy sutil. Ondina deriva de UNDA
que significa Olas, ellas no pueden vivir alejadas de su
Elemento, de manera que si percibimos alguna dejémosla
libre sin interferir. No cometamos la infinita estupidez de
esa gente que va con frascos buscando luciérnagas o pone
tramperas a los pájaros. Juguemos con ellas si se puede
y agradezcamos su presencia, su naturaleza es como la
del agua, purificar, ser vital, permitir la vida y fluir.

Si por alguna razón no puede volver a su Elemento,
podemos devolverla a él. Dentro de las Ondinas hay un
pequeño grupo que tiene Alas y pueden elevarse durante
un tiempo en el Aire. Ellas tienen la misión de limpiar la
contaminación y pestilencia de las aguas -dentro de sus 
posibilidades- pudiendo elevarse para ver dónde hay más
elementos nocivos. 
Pese a que son esquivas a nuestra presencia pueden
caminar a nuestro lado en las orillas de los Ríos y 
acompañarnos, pueden hacernos perder un poco la 
noción del tiempo e infundirnos un estado de Bienestar.

Muchas habitan en Mares endorreicos o aguas
termales en los cuales se producen Curas Milagrosas.

La mejor ofrenda de gratitud que podemos hacer es
educar a nuestros hijos en el cuidado y respeto del
Agua, en saber que sin Agua no hay vida posible y
cada vez que vayamos a un Río, Mar o Cascada
mantengamos el lugar limpio sin dejar deshechos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario