sábado, 4 de abril de 2015

GUALICHO o WUALICHU

El Gualicho, también conocido como Gualichú, Walichú, Hualicho es un espíritu 
dañino que forma parte de la Mitología de los Aborígenes del Sur de América, 
entre las etnias Pampas, Ranqueles y principalmente TEHUELCHES. 

Tehuelche atacando a tigre
  

TEHUELCHE no es un nombre que ellos usan, es un nombre dado por sus
enemigos los araucanos y significa "GENTE BRAVIA O VALIENTE"
ya que si bien eran pacíficos, a la hora de defender sus territorios  se
 transformaban en feroces guerreros. 
Eran nómades,  grandes cazadores de guanacos y avestruces
con lanzas, flechas y sobre todo con boleadoras, complementaban la 
alimentación con la recolección de frutos según la estación del año.
Se supone que con el arribo de los españoles se convierten en grandes 
jinetes y amansadores de caballos. Muy altos y de complexión robusta, su
 altura excedía los 2m, fueron los míticos GIGANTES de la PATAGONIA.


¿ QUE ES UN GUALICHO ?

EL GUALICHO en principio era un Arbol de ALGARROBO, considerado
sagrado por que en él colocaban ofrendas tanto para agradecer como para
pedir. Cigarros, collares, alcohol, cintas, carne, trozos de tela o pelo
eran las ofrendas que los promesantes hacían, tanto para apaciguar al
Mal espíritu como para pedirle su protección. 



Poco a poco GUALICHO o WALICHU, pasa a ser sinónimo de
HECHIZOS, ENCANTAMIENTOS y se lo conoce como a una entidad
maléfica, demoníaca, que podía destruir el universo, provocar temor
robar niños, provocar enfermedades y hasta la Muerte al enemigo.
Depende de su humor o si le gustaba o no la ofrenda podía soplar y
apagar el fuego de las fogones o matar a los pájaros con su aire helado. 
En las noches mas frías y oscuras podía aullar y era invencible.
Por eso había que contentarlo con ofrendas de hierbas y piedras,
la preciada sal o el aceite, semillas y carne, todo lo necesario
para que no se desate su ira. Si alguno pasaba por el Arbol 
Sagrado sin detenerse podía caer en una 
trampa mortal y enloquecer.

LOS HECHIZOS MAS FUERTES ERAN LOS DE AMOR
se le pedía que él o ella respondiera al llamado y había que dejar
despues la ofrenda. 

Todavía se discute el verdadero origen de Gualichú, no se sabe
si vino del Cielo o del Inframundo, pero su nombre trasciende a las
Ciudades en donde por las dudas hay que llevar cintas rojas y
amuletos para mantenerlo alejado. 


Punta Walichú a 9 km. del Calafate conserva en sus cuevas 
rupestres originales que representa a la deidad Walichú.


 Las pinturas originales descubiertas por Francisco Perito Moreno en 1877
tendrían aproximadamente una antiguedad de 4000 años y reproducen
 deidades, símbolos de protección, escenas de la vida, espíritus   
y la caza, así como el tránsito hacia la otra vida.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario