viernes, 24 de abril de 2015

EL VIEJO DE LA BOLSA no es un MITO, SI EXISTIO


 ¿ Existió realmente el VIEJO de la BOLSA ? O es otro mito urbano ?

¿ Quién no terminó la comida rápido, hizo los deberes o se fue 
a dormir dócilmente frente a la amenaza ?
 de .. ¡ Ahí viene el VIEJO de la BOLSA  !!!


El viejo de la bolsa llegó a estas Tierras por transmisión oral y si existió 
Fue uno de los protagonistas de un atroz crimen ocurrido en un pequeño 
pueblo de España, Almería en 1910, cuando Francisco Ortega, apodado 
"El Moruno" quien padecía de tuberculosis consulta a la curandera  
Agustina Rodriguez. Esta lo manda a hablar con el barbero del pueblo
Francisco Leona, quien tiene por costumbre hacerse pasar por curandero.
Todos le temían por su mala traza y aspecto y sabían que el hombre
tenía múltiples antecedentes criminales. 

El barbero sin dudarlo, le recomienda al desesperado F. Ortega la
"solución" a su tuberculosis:
- El remedio es que beba sangre caliente de niño y que pongaís las 
mantecas -grasas- del propio niño sobre tu pecho y estás curado-




El Moruno y Julio Hernandez -el hijo de la curandera apodado EL TONTO-
munidos de un gran SACO o BOLSA, emprenden la cacería.  En las cercanías
del Almería encuentran a un pequeño niño BERNARDO GONZALEZ PARRA
de apenas 7 años, un 28 de julio de 1910. Julio "El Tonto" golpea salvajemente
al pobre niño hasta dejarlo inconsciente. Así lo mete en el saco (Bolsa)
y ambos lo llevan hasta un cortijo en el que esperaban la curandera 
Agustina Rodriguez y el barbero Francisco Leona.

En ese lugar el barbero corta las arterias del niño mientras el Moruno
recoge la sangre en una olla, se dice que extraen sus entrañas y el resto de los
 detalles de artículos publicados sobre el crimen, son más espeluznante todavía. 
Tras darle cruenta muerte al pobre niño, dejan su cuerpo en una zona
cercana al pueblo, el barranco de Jalbo.


Por esta atrocidad el Barbero cobró 3000 reales y prometió darle al "Tonto" 
hijo de la curandera 50, pero no cumplió por lo cual el "Tonto" lo delata
 La GUARDIA CIVIL, encuentra en este barranco el cuerpito de Bernardo.
De inmediato detienen a Leona que ya tenía antecedentes penales, y éste culpó
 al Tonto de ser el autor del crimen. No hay castigo suficiente para estos
criminales pero se sabe que el barbero Leona muere en la cárcel y que
tanto la curandera Agustina R. como el Francisco Ortega son
 sentenciados a morir en el garrote vil. 

Del espantoso crimen de Gador, como se lo recuerda todavía, en relatos 
y coplas, nació el mítico personaje del HOMBRE DE LA BOLSA, 
EL HOMBRE DEL SACO o el QUITAMANTECAS.
 
El 2 de julio de 1910, "La Época" publicaba: "El crimen de Almería. ALMERÍA 1.°— Según nuevos informes de Gador,acerca del asesinato del niño González, resulta que, además de tener triturada la cabeza, tenía elvientre horrorosamente deshecho, y le habían sido extraídas algunas entrañas. Han sido detenidos Francisco Leona, de sesenta y cinco años, y Julio Hernández Rodríguez."

Durante un tiempo en varios pueblos aledaños se desconfiaba y mucho de
forasteros o trabajadores temporales que llevaban saco y se les recomendaba
especialmente a los niños no tener ningún tipo de trato con ellos. 

LA NOTICIA LLEGO POR BARCO HASTA ARGENTINA


Entre los años 1870 y 1930 se produce en Argentina una masiva afluencia de
inmigrantes de origen europeo, quienes traen consigo todo su bagaje de 
  conocimientos, 
canciones, relatos y creencias. Alrededor de 4.000.000 de 
ellos se arraigan 
al País y forman sus propias familias. A partir de ese momento
nuestras historias de origen se entrecruzan. 
La mayoría de ellos de condición 
muy 
humilde eran 
analfabetos, conocerían la macabra historia y la habrán 
difundido 
como amenaza. Esta tomaría distintas versiones al pasar de una 
generación 
a otra, perdiéndose los detalles de la historia original.

No hacía falta saber si era cierto porque la amenaza era muy 
efectiva, 
no se dudaba de la existencia del VIEJO de la BOLSA.
 
Quienes veíamos al caer la tarde -como se suele decir en Argentina-  a un ciruja,
 un croto, hoy (cartoneros o recicladores urbanos) con una bolsa de arpillera al 
hombro seleccionando cosas de la basura o pidiendo en las casas, huíamos 
espantados ante la evidencia física del monstruo que llevaba chicos en la bolsa. 
Y si además de su mal aspecto, andaba borracho o rengueaba era irrefutable


Finalmente, después de tantos años podemos saber que este mítico personaje 
fue en realidad un grupo de psicópatas motivados por la codicia de los 3000 
reales, cuyo poseedor además de ignorante no dudó en asesinar a un pobre
niño a cambio de su miserable vida. 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario