martes, 28 de abril de 2015

ONICOFAGIA, COMERSE LAS UÑAS

Comerse las uñas es algo más que un hábito, está muy ligado a la ansiedad 
y a la falta de seguridad, la persona padece en silencio una situación
y en vez de enojarse y dar unos gritos, se autoagrede.

 ¿ PERO QUE FUNCION CUMPLEN LAS UÑAS ?

Las uñas son parte del bagaje ancestral defensivo, al igual que los
dientes, cuando decidimos defender o pelear por algo.
Las uñas son la extensión de los dedos que forman un tejido duro
que los protege y nos permiten cosas como rascarnos o pegar unos
cuantos arañazos si nos sentimos amenazados. Las uñas son lucha. 


" Voy a lograrlo con uñas y dientes "
" Lo voy a defender con uñas y dientes"

Uñas y dientes tienen que ver con el valor y la autodefensa.
Y en la onicofagia, sucede que tanto uñas como dientes se lesionan  
 cortando uno y debilitando a otro. Y eso sin contar que como ambas
mucosas presentan cortes son una vía de entrada para gérmenes
y bacterias. En la onicofagia que primero presenta zonas expuestas
se produce una separación de tejido húmedo que facilita la 
aparición de hongos e infecciones. Para colmo muchos chicos por
verguenza o para evitar el reto, esconden su manos en guantes
facilitando así el medio de propagación y contagio.   

La onicofagia se presenta en niños y adultos


¿ En qué situaciones me como las uñas, cuándo trabajo o al llegar
a casa ?  ¿ En alguna hora en especial ?
¿ Hace poco dejé el cigarrillo y no puedo contener mi ansiedad?

¿Cómo me siento en el trabajo, digo todo lo que tengo que decir?
¿ O me callo y me termino lastimando yo?
¿ Tengo miedo de expresar toda la bronca acumulada que siento ?

¿ PUEDO HACERME RESPETAR SIN DESBORDARME ?

¿ Puedo valorarme como persona y dejar de criticarme?
¿Puedo dejar de tomar en cuenta la crítica de los demás ?

¿ PUEDO ACEPTARME Y QUEREME COMO SOY?

Y si no es así, qué me impide hacer algunos cambios y estar
en paz con todo lo bueno que hay en mi y todo lo que tengo
por hacer todavía. VOY A CONFIAR EN MI.

 ONICOFAGIA Y LA FALTA DE PROTECCION

Puede ser que en la infancia la familia haya sido muy restrictiva o muy
crítica, el niño o niña no ha aprendido a canalizar su ansiedad o su
enojo. Pero la autoconfianza, la autoestima está dañada y la única
forma de no expresar el enojo es llevando mis uñas a la boca.
Es un grito ahogado, que se vuelve un daño contra uno mismo.

Con las uñas así, ni siquiero puedo hacer lo mínimo por aliviar una
molestia como algo que me pica, menos arañar.Ya no hay uña por
morder y la sensación es tan mala o peor que antes.


ALGUNOS CONSEJOS

- Involucrarse, informarse, buscar ayuda y conocimiento, esto tiende
a crecer de la mano de la ansiedad y la ira y la frustración que callo

- Saber que tiene solución, pero que esa solución depende de la
decisión de empezar por aceptarme y aceptar los cambios que deba

- Aceptar que tanto mis uñas como mis dientes me defienden y
tengo que cuidarlos. Sin ellos mi situación sería mucho peor.

- Canalizar la tensión nerviosa en actividades físicas para
evitar obsesionarme y tener las manos ocupadas

- Usar pelotas antistress o pequeñas pelotas en las manos.
o aprender a tejer, bordar, pintar sobre tela, etc. 


DOS TRUCOS 

- UNTAR LAS UÑAS CON AJO MACHACADO EN ACEITE DE OLIVA

COLOCAR SOBRE LAS UÑAS JABON NEUTRO DE GLICERINA
DILUIDO EN AGUA Y DEJAR SECAR

Si esto me resulta, lo compartiré con alguien que lo necesita
sino, pediré la ayuda profesional necesaria para sanarme.









CONSULTAS EN 

CIUDAD DE BUENOS AIRES

VIA SKYPE O HANGOUT

a canaj82@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario