martes, 21 de abril de 2015

MIEDO a ENVEJECER y PSICOMAGIA

Uno de los aportes más extraordinarios de Alejandro Jodorowsky es la
  PSICOMAGIA, esta se basa en la realización de actos simbólicos con
el fin de "engañar" al Inconsciente y superar una limitación, cambiar  
una creencia, liberarse de una emoción, atravesar un duelo, etc.
Sus alcances son tan ilimitados como la imaginación y el 
sentido del humor de quien desee practicarla.

Considero que sus beneficios son inmediatos, que calan hondo en el
Pensamiento más arcaico y al hacerlo nosotros y nadie más que nosotros
 le daremos una impronta absolutamente personal y única.

ESTE TRUCO ES PARA PERDER EL MIEDO A ENVEJECER
o al menos desdramatizar un hecho inexorable y es que
todos, -con suerte- envejeceremos.


Y frente a todo imponderable la única elección es mejorar la calidad de 
vida, retomar aquello que quedó inconcluso, mantener la mente activa
y empezar a desarrollar algo que nos aleje de lo material y nos eleve
hacia lo divino, espiritual para aspirar a la trascendencia. 
La materia se deteriora, el espíritu puede trascender y elevarse
ahora, mañana y siempre. 



No sé si envejecer afecta más a hombres que a mujeres, lo que si sé que  
acá estamos en pleno viejazo, sintiendo que hay más pasado que futuro.
Pero uno de los mayores temores es la EXCLUSION, ni la familia
ni el trabajo, ni la sociedad tienen un lugar para él o ella.
 La vejez tiene sus razones para ser temida, pero no tiene
que ser motivo de pánico y podemos hacer un ensayo previo.

EL TRUCO SUGERIDO POR JODOROWSKY

En su manual de Psicomagia, libro que recomiendo propone el siguiente
plan. La persona que se siente vieja, contratará a un maquillador 
profesional, este le hará un maquillaje hiperrealista en el que aparentará
tener 90 años !!!    Que se puede, se puede !!!!


Con las ropas acordes y este aspecto se tomará un día entero para pasear,
desde temprano hasta la noche - yo agrego que si no se anima a hacerlo 
solo puede ir acompañado/a pero viviendo la situación como real. 
Pasará todo el día paseando, se sentará en un café, charlará con
gente joven o de su edad real en plazas o espectáculos y al volver
a casa habrá comprendido algunas cosas:

- Todavía no tiene 90 años y tiene mucho por hacer

- Si tuviera 90 años mucha gente la trataría con amabilidad y
nadie la rechazaría por su aspecto.

Como siempre digo, expandiendo la mente, utilizando el sentido del humor
y animándonos a hacer algo que nos parece ridículo, también 
aprenderemos a valorar otro aspecto hasta ahora desconocido
sobre nosotros mismos. 

Envejecer para mi tiene que ver con la rigidez de las ideas con los
dogmas, con lo establecido, lo que no se discute, en cambio SER
JOVEN en el alma es volver a reír, ser flexible, animarse a hacer
algo nuevo y recuperar la ilusión. 




CONSULTAS  EN

CIUDAD DE BUENOS AIRES



VIA SKYPE O HANGOUT

a canaj82@gmail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario