jueves, 2 de abril de 2015

FOBIA A LA SANGRE

Ninguna FOBIA tendría que ser definida como un MIEDO IRRACIONAL,

porque la irracionalidad, ya implica una valoración negativa acerca
de la persona que la padece, de manera que habría que reformular
estos viejos términos y cambiarlo por un MIEDO EXCESIVO.
Porque uno de los elementos de la FOBIA es la angustia que
produce en la persona una enorme inestabilidad.

El caso de la Fobia a la Sangre merece un capítulo aparte del resto
de las fobias ya que puede extenderse a las inyecciones y agujas
BELENOFOBIA y al Miedo a las heridas, TRAUMATOFOBIA.
Y a veces ni siquiera es necesario que la persona tome contacto
con el objeto fobígeno, el solo relato de un accidente o hecho en el
que hay derramamiento de sangre activa una reacción fóbica.


Hay una carga genética importante que ronda el 40 % de
familiares de primera línea. 


La HEMATOFOBIA suele presentarse durante la infancia o en los 
primeros años de la adolescencia y tiene dos fases muy claras.

1-  Hay una hiperactivación de todo el sistema nervioso simpático, que 
incluye dilatación de pupilas, sudoración, aumento de la frecuencia
cardíaca y respiratoria, tensión muscular, sequedad de garganta, 
visión borrosa, etc.

En cualquier otra fobia este mecanismo es preparatorio para la
huída o evitación, pero en la hematofobia NO y hay otra fase.

2- La respuesta simpática se extingue y la persona experimenta una caída 
brusca de su presión arterial, en el 70 u 80 % de los casos se desvanece o cae 
al piso con pérdida de conocimiento.

ES LA RESPUESTA BIFASICA DE LA HEMATOFOBIA


LO IMPORTANTE ES SABER QUE SIEMPRE HAY ESPERANZA

La hematofobia presenta otro componente que es una fuerte
ANSIEDAD ANTICIPATORIA, en estos casos la conducta de EVITACION
es más acentuada que en otras fobias y se exacerba la atención
hacia todo lo considerado peligroso, cortante, contagioso de esta
forma la persona padece de un estado de angustia permanente.
Si es varón -que son la mayoría de los casos- sentirá verguenza.
Si es mujer sabrá que por una cuestión de sexo no podrá evitar
por mucho tiempo el contacto mensual con la sangre.
LA HEMATOFOBIA AFECTA AL 10 % DE LA POBLACION.

Los tratamientos son variables y van desde la terapia convencional
hasta el uso de imágenes virtuales en terapia de exposición controlada.
Hay técnicas de visualización y autoinformación que resultan muy
eficaces, como el uso de ansiolíticos anexos a una terapia.

Cuando en la FOBIA se presentan visiones desconocidas
es aconsejable una TERAPIA DE REGRESION HIPNOTICA.
Con respecto a este método hay que tener bien en claro que 
nunca se hará por mera CURIOSIDAD, porque muchas
visualizaciones traerán a la memoria recuerdos de muertes
trágicas, accidentes o hechos relacionados con la fobia.

Es el caso de una mujer que padeció durante 3 décadas esta fobia,
no podía escuchar historias ni ver películas que abordaran temas médicos
o de accidentes y despues de probar diversos tratamientos decide iniciar
una REGRESION. Durante la primera sesión evoca una escena de 
sacrificio ritual en la que la víctima era ella. Lo describe con
lujo de detalles, pese a su angustia esa fue el inicio de su curación.
Poco a poco la angustia se transforma en entendimiento y
una vez terminado el proceso, se practica un análisis de sangre.
Era el primero en el que no se desmayaba.
Las imágenes que vió eran muy movilizadoras, pero sin ellas 
nunca hubiese comprendido el origen de su mal, por eso
la REGRESION no es un viaje de placer, sino de autoconocimiento.




CIUDAD DE BUENOS AIRES

VIA SKYPE  O  HANGOUT

a canaj82@gmail.com 






No hay comentarios:

Publicar un comentario