viernes, 3 de abril de 2015

ALBINOS en AFRICA


La Historia de la Humanidad es horrible, solía decir el
legendario Don Salvador Freixedo en sus fascinantes exposiciones, 
detallando despues una serie de guerras, masacres y persecusiones que han 
tenido lugar desde que la humanidad es tal. Y es que ese instinto asesino 
estuvo y estará presente en todas las geografías y etnias que pueblan el planeta.
Asesinar es una constante histórica que poco tiene que ver con la 
supervivencia y mucho con el poder y el sometimiento de unos sobre 
otros, en muchos casos el sometido es "infrahumano", "salvaje"
de una "raza inferior", "pagano", "indio", "negro" o ALBINO.
El albinismo una enfermedad genética que afecta a
270.000 personas en TANZANIA, censo dudoso que
no contempla las desapariciones.
Serían incontables las crónicas que registran los horrores de la esclavitud, 
que sufrió esta etnia, también el de las infibulaciones que padecen las 
niñas o los "casamientos" forzados para beneficio de la comunidad. 
En este caso las nuevas VICTIMAS tienen los mismos rasgos afro 
pero por su falta de pigmentación suele ser objeto de todo tipo 
de creencias.
Muchos los consideran Malditos, Fantasmas, Malos espíritus que  
traen infortunios, mientras que otros creen que las partes de su 
cuerpo atraen a la suerte,  la buena fortuna y a una larga vida.
En ambos casos el desenlace es trágico para ellos y lucrativo
para otros. Los albinos son víctimas de verdaderas atrocidades que 
incluyen las mutilaciones de brazos, dedos, piel, o el asesinato seguido
 del "faenamiento".  Posteriormente se divide el cuerpo en órganos, cabeza, 
miembros, ojos, cabello y demás partes del cuerpo.
Con ellos se practican supuestos rituales de abundancia y de 
magia, para evitar una muerte horrenda. Se supone que  
quienes compran estas partes pueden ser mineros de la zona
con que brebajes y amuletos preparados por brujos y brujas 
creen conjurar una posible muerte en las minas.
Los cuerpos de los albinos alcanzan sumas altísimas.


Son frecuentes los incendios de sus viviendas o los
ataques con machete que se reportan en estas comunidades. 
Ellos y sus familias pretenden vivir clandestinamente.
Algo casi imposible en TANZANIA, BURUNDI y COSTA de
MARFIL. Se calcula que al menos 10 albinos son asesinados
cada mes, otros tantos desaparecen sin ser jamás hallados.
Al menos unos 10.000 han sido desplazados de Tanzania y en
los últimos meses 8 homicidas fueron sentenciados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario