martes, 21 de julio de 2015

PARKINSON y EMOCIONES

Muchos creemos que en una enfermedad hay una Emoción atrapada, 
bloqueada, expresada como síntoma, que requiere de tratamiento 
convencional, clínico, tal vez farmacológico. Pero merece ser decodificada 
y que dicha decodificación abre otra dimensión sobre un pronóstico
más esperanzador. Ya no es quedar atrapado en factores genéticos 
o de "herencia" es ampliar la comprensión y encontrarle un SENTIDO 
más profundo, cada uno sabrá qué hace con este saber. 


Hay enfermedades transgeneracionales pero ese es otro tema.

PARKINSON y EMOCIONES 

Una aproximación que excluye factores ambientales y tóxicos.

El Parkinson sería una PARALISIS TEMBLOROSA a grandes
rasgos y tanteando a ciegas en su etiología lo común a todos
es la afectación en el área de motricidad del SN. Dependiendo
de la fase comenzaría con temblores y movimientos involuntarios
Es decir la persona que la padece pierde progresivamente el
control de sus movimientos, especialmente cuando está tensa.

Hay muchas teorías al respecto, pero la más aceptada es
que afecta a personas que han sido de alguna forma
"controladoras", no en un mal sentido, sino en su forma
de estar pendientes, ocupados, pensando incluso en proveer
o ayudar a otros a riesgo de su propia integridad.

El "control" tiene que ver con el orgullo, la dignidad, el DAR.
El sentirse capaz de ser siempre el DADOR, con escasa o nula
capacidad para pedir cuando realmente necesita ayuda.

La pérdida de las funciones cognitivas "olvidos", fallos
en la memoria de fijación, fallos en la coordinación y
afectación de los músculos -espásticos o hipotónicos-
produce depresión, irritabilidad, ira y MIEDO.

Un profundo Miedo a sentirse Vulnerables frente a 
esta enfermedad que no pueden aceptar. 

Uno de los escollos más grandes que debemos enfrentar los
Terapeutas es el de la NEGACION del paciente a aceptar
lo que le pasa. No hay CONCIENCIA de ENFERMEDAD,
en pacientes que han superado los 60 años. Sin ese
elemento vital, es poco lo que podamos hacer.

En general el paciente que padece PARKINSON ha
sido trabajador, ha tenido iniciativa, liderazgo, ha
enfrentado muchos retos en su vida personal, pero
frente a la enfermedad no tiene recursos.

Tal vez haya callado con dolor historias de abusos,
maltrato y cualquier amenaza a su integridad. Ha
enmascarado su dolor con orgullo y le cuesta ahora
decir lo que ha guardado con tanto esmero.

Pero los temblores que pueden ser MIEDOS quedan
expuestos, la memoria empieza a ser errática y
la coordinación depende de la tonicidad de los músculos.

Sabe que va perdiendo el control, pero prefiere caer
en la derrota, antes que asumir que necesita ayuda.


Es una posible lectura de las emociones que
subyacen en esta enfermedad.


UNA VEZ LIBERADAS ABRIRAN UNA PUERTA

¿ QUIEN SABE QUE PUEDE HABER TRAS ELLA ?

SI NO HAY ETIOLOGÍA NI DROGA QUE ME

DEVUELVA LA SALUD.....¿ PORQUE NO PROBAR

UN CAMINO LATERAL Y ALTERNATIVO DE 

LIBERAR ESOS VIEJOS DOLORES DE UNA VEZ ? 

YO NO DUDARIA EN HACERLO. ES MI OPINION.


No hay comentarios:

Publicar un comentario