martes, 14 de julio de 2015

LA MAQUINA DE SUFRIR.................OBRA MAESTRA !!!!

Sin AMOR y sin HUMOR, la vida sería una reverenda cagada, por lo 
menos así lo puedo sentir ahora con mi habitual sutileza y mis 
expresiones viscerales. Asi soy ahora, aunque claro que tengo mi lado 
CARETA, soy parte del sistema y puedo ser UNA SEÑORA FORMAL.
Pero solo por hoy me tomo un puto recreo y comparto un texto
que cayó por Arte de MAGIA ! en otra de mis encrucijadas.

 ¡ Exactamente hace 9 AÑOS !!!

LILIANA ESCLIAR AUTORA DE
uno de mis libros favoritos

LA MAQUINA DE SUFRIR

¿ CUANTOS AÑOS DICE QUE TENGO ?

Cada vez que algún asunto se relaciona con nuestra edad, a 
las mujeres nos embiste un feroz desconcierto.

¿ A mi me dice Señora ?
¿ Porqué me ofrece el asiento ?
¿ Qué decís..? ..Abuela tu madre !!!!!

CURIOSIDADES.....
¿ Sabías que.....7 de cada 10 mujeres han olvidado
cuántos años tienen ?


LITERATURA OBLIGADA PARA
CHICAS DE 4, 5 O MAS DECADAS....SIGUE

Si un joven guapo y en edad de merecer nos trata de Ud.
cuando nos miran las piernas sólo para advertirnos
¡ Cuidado con el escalón ! o cada vez que salimos con 
una amiga apenas más joven y algún desgraciado nos hace
el elogio de SUEGRA * ! nos sentimos como si un camión
con acoplado nos hubiera pasado por encima. 
Esta confusión que nos ataca, el síndrome de
¿ Me habla a mi ? seguramente responde a que
en cuestión de años, nunca estamos donde creemos
o donde queremos estar.

Sin llegar a los extremos de ponernos a conversar
con los espejos ( que si pasa pero por otras razones)
las mujeres padecemos cierto grado de AJENIDAD
con nuestro cuerpo. Entre lo que imaginamos ser y 
lo que definitivamente somos - que es como decir entre
lo que suponemos que los demás miran y lo que en
realidad ven- hay un desfase promedio de una década.

A los 12 éramos como una mujer de 18 encerrada
en el cuerpo de una nena: los hombres amados
- los hermanos mayores de las amigas - nos trataban
con condescendencia pueril y nos acariciaban la 
cabeza mientras nuestras hormonas inventaban 
cantitos de hinchada que hubieran sonrojado a un
barrabrava de NUEVA CHICAGO.

Pasados los 40, el entrenador del gimnasio se
arremanga el bíceps y nos advierte :

"...A su edad SEÑORA hay que empezar con una
rutinita liviana de 10 minutos...."


y nosotras jóvenes de 18 encerradas en un cuerpo
de 50, miramos hacia atrás para ver a quién le 
habla el PATOVICA con ese tonito perdonavidas
y displicente. 

En el tema de la edad, recién podríamos dejar de
 sufrir despues de los 60, cuando por suerte 
conservamos el espíritu de los 50, el sexo de los 40
las ganas de los 30, las inquietudes de los 20 
y la inconsciencia de los 10.

Podríamos, si no fuera porque estamos demasiado
ocupadas en la Osteoporosis de los 70, las neuronas
de los 80 y la jubilación de los 90 como para 
permitirnos disfrutar de la vida.


DE LA MAQUINA DE SUFRIR

LILIANA ESCLIAR

Ed. Sudamericana BUENOS AIRES
ARGENTINA




No hay comentarios:

Publicar un comentario