sábado, 23 de mayo de 2015

EL DIARIO de TANYA SAVICHEVA

No es una historia tan difundida como el Diario de Anna Frank, pero es el 
relato de una niña rusa que tenía una vida normal, una familia y apenas 
11 años cuando tropas alemanas y finlandesas deciden sitiar la Ciudad
de LENNINGRADO, durante 872 agónicos días entre 1941 y 1944
En ese tiempo Tanya Sávicheva empezó su diario cuando murió
en  1944 apenas había escrito unas docenas de palabras en 9 hojas.

1- Zhenia murió el 28/12 de 1941 a las 12:30
2- La Abuelita murió el 25/1 de 1942 a las 3:00 
3- Leka murió el 17/3 de 1942 a las 5:00
4- El tío Vasia murió el 13/4 de 1942 a las 2:00
5- El tío Lesha el 10 de mayo de 1942 a las 4:00
6- La mamá el 13/5 de 1942 a las 7:30
7- Los Sávichev murieron

8- Murieron todos

9- Solo quedó Tanya 

Este valiente testimonio no se publicó pero fue utilizado durante los Juicios
de Nürenberg. El infierno de Lenningrado es un aterrador exponente de cuántos
 límites podemos transgredir en aras de sobrevivir. No eran gente salvaje, tampoco 
serían asesinos eran gente desesperada viviendo un infierno, difícil de imaginar  
Todas las familias pobres fueron obligadas a trabajar para el ejército soviético
A Tanya le tocó cavar trincheras y apagar las bombas que caían en los techos.
Sus hermanas colocaban minas, cosían uniformes y ensamblaban armas.

ESTA FUE UNA VEZ LA FAMILIA DE TANYA


 La idea original no fue matarlos con bombas, sino de hambre y destruir 
la Ciudad. El sitio comenzó un 8 de septiembre de 1941, en ese momento vivían
 en Lenningrado 3 millones de personas de manera que todo empezó por un 
estricto racionamiento, las vías férreas, las carreteras y los pasos marítimos
 estaban cortados. Todos ellos estaban aislados con temperaturas que llegaban  
a -40 °C. Se fueron agotando la leña y el carbón y los almacenes Badayev o 
cualquier otro que almacenara comida era bombardeado o incendiado. En cada
 casa sin calefacción ni luz eléctrica sobrevivir era un milagro, dormían 
amontonados y comenzaron cazando pájaros, comiendo gatos, perros y otros 
animales, también ratas, insectos, gusanos y después todo lo posible.

El papel pintado de las paredes, las cortezas de los árboles, cuero, tierra,
otra tortura que relatan los sobrevivientes es una de las más crueles.

"....en días ventosos los alemanes preparaban sabrosos guisados al  
 aire libre para que el aroma de la comida llegara a la Ciudad..."

En febrero de 1942 la situación era desesperada y muchos fueron más allá
 de todo límite, comenzó el CANIBALISMO. Cuando alguien enfermaba 
cesaban los cuidados, era el alimento de la familia. La muerte de uno hacía
 posible la vida de los otros y hubo asesinatos por algo para comer. En los 
peores días de 1942 llegaron a morir 7000 personas al día. 
1400 personas fueron ejecutadas y otras detenidas, pero nada detuvo este 
infierno, bandas de 20 hombres invadieron distritos llevándose a los 
niños o los débiles. Muchos testimonios de sobrevivientes fueron 
recopilados por el escritor británico Michael Jones de la Universidad de
Bristol.  Son verdaderos relatos de terror en medio del frío, el hambre
los bombardeos y la oscuridad. Las mujeres y los niños eran las 
"presas más codiciadas" algunas escaparon de sus asesinos que las
corrían con hachas. Otras fueron mutiladas, cadáveres por doquier
eran una escena de ese sitio apocalíptico de Lenningrado. 
A falta de otro recurso la "carne humana" fue un producto para
vender en el mercado negro. Esta historia fue manipulada y se 
desconoce la cifra real de víctimas, pero muchos aseguran que 
superaron a 1.200.000 personas. Miles de personas intentaron
escapar a través del Lago Ladoga, entre ellos dos hermanos
de Tanya, los que caían fueron alimento para los otros.   

El diario de Tanya se conserva en el Museo de Historia de Lenningrado.

 Finalmente cuando intentaron sacarla de la Ciudad junto a otros niños,
no pudo sobrevivir y murió en julio de 1944. 

TANYA SAVICHEVA la niña rusa del Sitio de Lenningrado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario