miércoles, 27 de mayo de 2015

SALAMANDRAS

Benvenuto Cellini fue un escultor, músico, soldado y orfebre italiano que 
nació en Italia en el año 1700, quien no solo trascendió por su maravilloso 
arte, también lo hizo por su particular autobiografía, en la que describe 
una serie de aventuras y hechos fantásticos. 

Uno de ellos hace alusión a la Salamandra.


"...cuando tenía 5 años mi padre, que se encontraba en una pequeña habitación
en la que habían estado lavando y en la que ardía un buen fuego de roble,
vió entre las llamas a un pequeño animal que parecía una lagartija y que
podía sobrevivir en la parte más caliente del elemento. Instantáneamente 
se dió cuenta de lo que era y nos llamó a mi hermana y a mi. Después de 
enseñarnos la criatura me dió un bofetón en la oreja. Empecé a llorar y
él consolándome con cariño me dijo:

"...querido hijo no te he pegado porque hayas hecho algo malo, sino para 
que te acuerdes de la pequeña criatura que has visto, una salamandra
que yo sepa, nunca antes se había visto ninguna y diciendo así me
abrazó y me dió dinero........"


Según el Mundo Feérico a cada elemento de la Naturaleza le corresponde
uno o varios espíritus elementales, el del fuego es la SALAMANDRA. 

No hay razones para dudar del relato de Cellini, ya desde tiempos remotos
tanto Aristóteles como Plinio han reconocido los poderes de la 
SALAMANDRA, según su visión este animal no solo resiste al fuego
sino que es capaz de apagarlo y en muchas oportunidades cuando ve
una llama arremete contra ella como si se tratara de un enemigo 
al que hay que vencer. La piel de la salamandra es a prueba de fuego,

Se han llegado a fabricar estuches con el cuero de la Salamandra 
para envolver artículos considerados muy preciados.

Otra hecho que refuerza la convivencia entre el fuego y la Salamandra
es que ella al irritarse puede excretar por sus poros una sustancia
de consistencia líquida que la protege contra él. La Salamandra
suele hibernar de manera que puede ser que algunas hayan sido
arrojadas al fuego inintencionalmente, produciendo tal reacción
o desarrollando una capacidad necesaria para sobrevivir. 

Mito o Realidad, está en cada uno creer que los Elementos son
 fuerzas animadas o no, ya que todas tienen intervención en la Vida.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario