lunes, 25 de mayo de 2015

CHRISTMAS TRUCE FOOTBALL MATCH

Aunque sea en destellos, la Luz de eso que llamamos Alma tenía la necesidad  
de manifestarse para darnos una Esperanza, en tiempos de Navidad.
Porque esta "tregua de fútbol" tiene como escenario sendas trincheras
de tropas alemanas y británicas en 1914, en medio del frío glacial de
Ypres, Bélgica. No se sabe qué despertó en aquellos hombres el Alma

Sonó una melodía y es sabido que la música tiene Magia, los griegos 
lo sabían, algunas lágrimas supongo habrán nublado la vista.

¿ Rodó una pelota ?

De las muchas tergiversaciones de la "historia"
 se dice que los MAYAS no conocían la RUEDA. 
Si la conocían, sólo que la esfera era la representación de Dios
 y no podía ser reproducida, porque en manos de los hombres 
traería grandes calamidades y aceleraría la destrucción...


Aunque las esferas tienen otras connotaciones divinas y esa víspera
de Navidad, algo de lo divino rodó y la guerra quedó suspendida en el
aire.  Alemanes y británicos dejaron sus trincheras para intercambiar
saludos, fumar, reírse de lo absurdo de la guerra y celebrar.
Apostando a que la guerra fuese un chiste de mal gusto, se rebelaron 
y salieron a armar sus árboles de Navidad, cantaron juntos NOCHE de PAZ. 

Hubo una oleada de "Confraternizaciones" en las que estos hombres fueron
 libres de los psicópatas que hacen rodar los dados jugando sus destinos.

 Los hombres hicieron una tregua y tal vez ni siquiera se entendieron, 
pero en un lenguaje universal rieron uno de ellos sacó un
viejo balón ......y jugaron al fútbol.

En esa fría noche del 24 de diciembre de 1914 en Ypres Bélgica
comenzó una TREGUA que repitieron los franceses para celebrar
la Navidad en medio de un conflicto que esperaban que fuese corto.
Esa esperanza encendió una chispa de luz en medio de la nieve
 jugaron y por un momento no hubo ninguna guerra.

Esto preocupó mucho a los altos mandos y a 
 partir de ese momento se prohibió la "Confraternización".

Porque hay quienes aseguran que la TREGUA se extendió por el 
período de dos semanas, en algunos frentes, en otros duró mucho más

Se intercambiaron regalos "preciosos" como alcohol y cigarrillos.


Sería una locura creer que los soldados pueden tomar estas decisiones,
la TRUCE provocó un escándalo que generó sanciones y prohibiciones.


Pero es bueno que esta historia pegue una vuelta al mundo y nos haga
pensar que las treguas y los milagros son posibles, que un acto supremo
de libertad y rebeldía es  posible, aún en medio de la locura de la guerra.
 CHRISTMAS TRUCE  LIVERPOOL

No hay comentarios:

Publicar un comentario