domingo, 10 de mayo de 2015

DE AQUEL BOULEVARD ATLANTICO de MAR del SUD II

La historia de este mítico Boulevard es el grito agónico o un espectro
silente que se niega a morir. ¡ Testigo de los avatares humanos !
Con sus ecos de indios Pampas y galopes, nació como un proyecto para 
una pequeña elíte que daría vida a un Pueblo. Fue refugio, trabajo, ilusión
 y desazón. En sus paredes quedaron los ecos de madres desarraigadas con 
sus hijos enfermos, de gente de otro mundo que huyó de los horrores de 
su Tierra. Sobrevivió a vendavales, al olvido, a la soledad, al derrumbe y
los saqueos. También a las usurpaciones y a los incendios y ahí está
 su fachada con sus chapas que jamás se parecerán a aquellas tejas de 
pizarra francesa de 125 años. Siendo el hotel más antiguo de
Argentina y declarado PATRIMONIO HISTORICO, merecía ser
restaurado con respeto y no ser desmantelado con astucia. 

Pero negocios, son negocios y el Boulevard podría haber tenido un final
feliz. Tras la quiebra del banco y la reubicación de los inmigrantes,
el hotel fue rematado y recién lo habilitan como tal en 1904. 
A partir de ese momento atraviesa tal vez su período de gracia y
también hay dos versiones, una lo sitúa como un club privado y 
otra como un hotel para empleados jerárquicos del ferrocarril y
familias estancieras de la zona. Su paisaje sigue siendo agreste
y ofrece a los eventuales pasajeros paseos a caballo, cancha de
bochas, cacerías, bailes, y por supuesto la playa cercana.


Pero situándonos en ese contexto entendemos que la estación de tren
en MIRAMAR -a 17 km.- le lleva una enorme ventaja y facilita la 
llegada de muchas más familias. Miramar prospera rápidamente
y ofrece más comodidades e infraestructura que el Boulevard.


Pero pese a la infructuosa espera del tren que nunca llegaría, Mar 
del Sud, incorpora la luz eléctrica, edifica una Iglesia y en sus 
inmediaciones se instalan pequeños comerciantes.
El Boulevard Atlántico se sostiene durante algunas décadas
ofreciendo una alternativa menos mundana y más propicia para
familias y amantes de la pesca y la cacería, pero tal vez sus 
ingresos no puedan costear un mantenimiento de tamaño edificio.

 ¿ Y ALBERTINA ?


Algunas personas se arraigaron mucho a la vida del hotel, una de 
ellas fue Albertina, una señora amable, cordial que vivió en el hotel
y alegraba el ambiente con valses y melodías de su piano. También
tenía su costado esotérico y predecía algún futuro de amor a quien
le preguntara, tal vez leía las manos y se paseaba con su sombrilla
blanca. Su casa era el hotel y fue el lugar que eligió para morir.
Ligera, envuelta en una bruma se la ve deambulando con su
sombrilla en un eterno paseo por los patios internos.

NOTICIAS DE LA GUERRA 

En 1944 sale publicado en el Diario de Necochea Ecos Diarios, una
inquietante noticia sobre un posible desembarco de oficiales nazis
en Mar del Sud. Anticipándose a la derrota, cuenta una leyenda
que vinieron en un submarino a traer parte del tesoro.

¿ Será ? Medios italianos aseguraban que el mismo Hitler estaría
alojado en este rincón del mundo y que el tesoro se hallaría en 
el mismo sótano en donde tiempo atrás hubo cuerpos. 


UN FINAL ABIERTO

Después de un cese, hubo una usurpación y el Boulevard también fue
guarida de delincuentes y fue recuperado por un Señor que dice ser
su dueño. La seguidilla de denuncias motiva un asesinato y un
incendio en el año 1993. Desde hace mucho tiempo que el hotel
está resistiendo o esperando un destino mejor. Pero las últimas
noticias arrojan datos de una supuesta "puesta en valor" en la
que sólo sobreviviría a la historia la fachada, con sus chapas
trapezoidales. Sé que muchos vecinos ansiaban la 

recuperación del Boulevard como PATRIMONIO HISTORICO, 
pero las noticias recientes no son esperanzadoras. 


Hay historias que tienden a repetirse y no sólo en Argentina,
estas repeticiones son patrimonio de la humanidad.


 MAR DEL SUD

Sigue ofreciendo muchos atractivos para quien desee 
conocer un lugar tranquilo, agreste y distinto.
.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario