viernes, 13 de enero de 2017

VELAS DORADAS

El color dorado invoca la influencia benefactora y generosa del Astro Rey
 o Sol. Se la utiliza para todo tipo de ritual en los que se pide abundancia
 y poder material, aunque también tiene una faceta más espiritual en la 
que muchos buscan adquirir el conocimiento profundo de los misterios.

Es la vela que utilizan muchos budistas en sus altares y la más
buscada a la hora de esperar la resolución de legados y herencias.

A la invocación de Salud, dinero y amor encenderemos una
vela dorada en momentos difíciles para vislumbrar
una salida a los conflictos.


Como en todos los casos en los que se utiliza velas hay que acondicionar
 un lugar seguro, lejos de niños, mascotas y corrientes de aire o productos inflamables y dejar que se consuman en su totalidad.

Se puede acompañar el pedido con una flor de narciso o una rosa
amarilla, una pirita o un pequeño objeto de oro y la
hora propicia es cuando el sol alcanza su punto vertical más alto
o cénit en el mediodía.

Hay controversias en cuanto al día mejor para utilizar una
vela dorada, algunos místicos sugieren que lo hagamos
en el día consagrado al Sol, el domingo, mientras otros
aconsejan invocar las fuerzas de Júpiter los días jueves.

El mejor incienso que acompañe el pedido puede ser
el sándalo, lemon grass o Sai flora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario