miércoles, 25 de enero de 2017

LUNA MENGUANTE

La Luna Menguante nos llama a la introspección, a la prudencia y 
al corte definitivo de situaciones conflictivas. Nos indica el
final de un ciclo que debe terminar para que otro se inicie.
Nos invita a la búsqueda de una reconciliación interior.


Tiempo de madurar las experiencias vividas para tomar
lo mejor de ellas y utilizar la sabiduría necesaria para
corregir el rumbo, perdonar, dejar atrás lo que nos ata.

Tiempo para reflexionar sobre lo que ya no necesitamos
o sobre aquello que necesita ser reparado.


Tiempo de pagar las deudas, de revisar contratos, 
de ponerse al día y encarar proyectos con 
responsabilidad.

Tiempo propicio para corte definitivo, desamarres
desbloqueos energéticos, limpieza,
desencantamientos o romper hechizos.

También es un tiempo ideal para iniciar tratamientos
que requieren de disciplina y constancia, de eliminar
tóxicos del cuerpo y de la mente y dejar conductas adictivas.
Las adicciones pueden estar relacionadas con sustancias
o con personas tóxicas que afectan nuestra vida.

Tiempo de fertilizar y sembrar la tierra de recopilar
los frutos y de eliminar esfuerzos innecesarios.
Hay que utilizar los recursos con sabiduría
y valorar con serenidad lo que ya hemos logrado.

Tiempo de sana transición de un final necesario
a un inicio renovado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario