viernes, 27 de enero de 2017

3. NADA NOS HACE TAN FELICES COMO VERLOS CRECER

Si su casa es frágil (adobe, paja o materiales semejantes), tenga previsto un albergue (escuela, Iglesia o Palacio Municipal) realice las reparaciones necesarias en techos, ventanas y paredes para evitar daños mayores.
Guarde fertilizantes e insecticidas, procure un lugar para proteger a sus animales y equipo de trabajo.
Tenga a mano botiquín e instructivo de primeros auxilios.
Conserve sus documentos importantes guardados en bolsas de plástico y dentro de una mochila o morral que deje libres brazos y manos.
Guarde todos los objetos sueltos. Retire antenas de televisión, rótulos u otros objetos colgantes.
Fije y amarre bien todo, cubra con bolsas de plástico aparatos u objetos que puedan dañarse con el agua.
Conserve la calma y tranquilice a sus familiares. Una persona alterada puede cometer errores.
Huracanes:que medidas tomar en casos de urgencias
www.huracan.net

Entre los 9 y los 15 meses el bebé empieza a caminar detrás de todo lo que se mueve. Y nosotras empezamos a correr detrás de él.
La capacidad destructiva de un deambulador es infinitamente superior a la del huracán Mitch
en su peor momento. El bebé persigue, muerde, traga, tira, rompe, moja y despedaza todo lo que está a su alcance. Y todo está a su alcance.
Para un enano devastador no hay barrera, alambre de púa o perímetro electrificado que valga.
De alguna manera misteriosa que desafía las leyes de la Naturaleza, él llega.
Mientras la mamá pestañea, el bebé toma el agua del inodoro, mastica un espiral para mosquitos, mete la tortuga en el lavarropas, hace pis por el balcón, rueda por las escaleras, dibuja las cortinas, se esconde en el horno, lame un enchufe, muerde al perro y duerme una siestita de dos segundos y medio.
Durante todo el día, lo único que hacemos es perseguirlo a sol y a sombra. Y si logramos pasar un día completo sin

  • llamar al médico
  • suturar una herida
  • darle la antitetánica
  • darle la antirrábica
  • llamar a los bomberos
  • indemnizar a los vecinos
  • lamentar daños permanentes.... consideramos que nuestra jornada ha sido un éxito.
de la MAQUINA de SUFRIR, Liliana Escliar
Sudamericana Mujer




No hay comentarios:

Publicar un comentario