sábado, 16 de enero de 2016

INFARTO y Trauma

Los infartos que conocemos se relacionan más con el corazón que con 
cualquier otro órgano, aunque puede haber infartos de riñón, intestino, 
pulmón, cerebro, etc. Las causas pueden ser múltiples, pero aunque su
etiología sea clínica, habrá que ubicarla en un contexto, en una historia
y en alguna fecha y develar en la emoción un significado más profundo.

Algo está queriendo decir el Corazón a los gritos por mucho que 
intentemos sofocarlo con razones, que la razón no entiende.


Los infartos de miocardio no siempre afectan a fumadores ni
a personas mayores de edad, de hecho y lamentablemente
en muchos casos afecta a personas jóvenes con buena salud
en general o a personas que han experimentado un trauma.

SIGNIFICADO EMOCIONAL

La sangre que corre por mis venas es la que me remite a mis
orígenes, si fluye en armonía aporta oxígeno y nutrientes a 
cada uno de mis órganos, pero si se obstruye su circulación
y afecta a una arteria ahí sobreviene el infarto.
A veces una porción de tejido muere (necrosis) y en 
todos los relatos la sensación es la de una muerte inminente.

¿ Porqué en el corazón ?


Porque es la sede de las emociones, el Corazón es la CASA.
Ahí fluye la alegría, el temor, el amor y el dolor.
Cuando el dolor me supera y no soy consciente puede
sobrevenir un infarto y en muchos casos la muerte se produce.

Si hemos sobrevivido tendremos que reveer hábitos, duelos
emociones y preguntarnos sobre el sentido de vivir.

Si la vida se ha convertido en un grito silencioso o en un
amor no correspondido el corazón puede afectarse.

Si hemos experimentado una pérdida, si hemos sufrido un
trauma, si no pudimos sobrellevar las heridas de un duelo
el corazón nos recordará que nos queda algo pendiente.

El trombo que obstruye el paso de esta sangre que es la VIDA
es un intento de bloquear esta emoción de dolor que se
traduce muchas veces en lo que conocemos como infarto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario