lunes, 3 de agosto de 2015

MANOS y CICLOS VITALES II

Nuestras manos al igual que todas las partes de nuestro cuerpo 
sufrirán transformaciones y nos llevarán hacia otros senderos. 
Llevarán nuestra impronta personal, expresando un lenguaje.
Hay manos que acompañan a dar esos primeros pasos

Otras que son indiferentes e inexpresivas.
Algunas que saben aliviar el dolor, mientras que otras
solamente lastiman, esas manos llevan sus marcas.


Tal vez con el tiempo puedan dirigir mejor su ira
y se cierren en un puño que solo necesita golpear
por temor o por deporte. Ellas portarán esa energía
Si aprenden a canalizarla bien podrán actuar
con mayor sabiduría y elegirán un MUDRA
Se elevarán de este plano físico hacia otro en una
plegaria, un pedido, una intención o un agradecimiento

Conocerán el amor, el deseo y el consuelo.
Reconfortarán al que sufre con respeto y calma.
A veces un suave entrecruzamiento de dedos es 
suficiente para saber que otra persona te ama, te entiende
y está presente en los momentos más difíciles.

Quien quiera dejar mejor a este mundo, extenderá su
mano con solidaridad y confianza, apostando a un proyecto
Tejerá redes, cumplirá con ciertos acuerdos, emprenderá
una obra y también sellará ese compromiso con las manos.
Dicen que la unión hace la fuerza y yo agrego que la 
confianza es el ingrediente escencial, sin ella no hay pacto.


Las manos siempre serán las portadoras de un lenguaje
universal, quien vea esta imagen entenderá el significado.
No importa qué idioma hable o qué geografía habite.
Las manos hablan por si mismas y se entienden.
Y llegará el momento de saber cuánto han cambiado !
Nuestras manos ya no se aferrarán como al principio
porque ayudarán a otros a caminar y estarán escritas
en sus líneas nuestro paso por la vida.

Deberán aprender a soltarse, deberán despedirse
en gratitud sabiendo que hicieron lo posible.


Ellas iniciaron una historia con un reflejo de Prensión
que deberá dar paso a dejar de asirse para abrirse
y soltar lo que ya no puede tomarse.

Ellas aprendieron a explorar, conocer, sostener,
acariciar, defenderse y crear. La vida que hemos
llevado las habrá moldeado para terminar su obra
abriéndose a otro tránsito, en donde no hace
falta llevar nada.. 


Sólo el calor de otra mano que sepa acompañar
ese último descanso de los dedos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario