sábado, 29 de agosto de 2015

DERMOVISION, VER CON EL TACTO

No solo vemos a través de los ojos, es un hecho todavía controversial pero

probado que muchas personas, pueden ver a través de las terminales nerviosas de 
la piel, lo más conocido es poder leer con la yema de los dedos o con ambas manos
pero hay casos en donde las "visiones" provienen de otros lugares del cuerpo
como los pies, las orejas, la espalda o las nalgas. 


Desarrollar la dermovisión es ampliar nuestra percepción de la realidad

presente, anticiparnos a los hechos futuros -precognición- o conocer hechos del 
pasado -retrocognición- . También implica desarrollar los talentos del
Hemisferio Derecho, asociado a lo no racional y lo intuitivo.

Ya a finales del siglo XIX un criminólogo llamado Cesare Lombroso expuso
un caso de una joven paciente con diagnóstico de histeria que podía leer 
frases completas impresas en un papel si este era colocado al lado de 
sus orejas. En el caso de los no videntes es bien sabido que a falta de 
un sentido los demás compensan y efectivamente ellos pueden leer
claramente con la yema de sus dedos.

Pero el fenómeno de la DERMOVISION también se vincula a la 
visión de algunos psíquicos que con solo tocar a la persona, pueden percibir
como está su salud y en caso de estar enferma, dónde se ubica su mal. 
Este conocimiento "intuitivo" se denomina AUTOSCOPIA. 

O también en casos de crímenes o secuestros, un psíquico que ha desarrollado
estas facultades puede con una prenda, recibir imágenes de la víctima o
de los posibles lugares en donde sucedió o sucede el crimen.


En el mes de diciembre del año 2004 Frederick Young descansaba descalzo
en la terraza de un bar de una Ciudad de Indonesia, mientras tomaba
una cerveza con su novia, de repente y sin razón alguna siente un fuerte
estremecimiento en la planta de sus pies. Tiene una visión de una ola gigante
y de muchas personas ahogadas , al día siguiente se produce el
 trágico tsunami que en esa misma ciudad Kuala Canghoy provocó
el mayor número de muertos. 

 Aunque esta habilidad puede ser perturbadora, es válido aceptarla como
un conocimiento "extrasensorial" que se puede desarrollar a partir de 
ejercicios simples empezando por colores, formas u objetos.

Sin juicios ni ansiedad, tomando el objeto vendrán imágenes a la 
mente y haremos un registro diario, así en la repetición ensayo, error se 
puede practicar durante unos minutos en el día y sin forzar la visión, 
con un compañero o compañera afín. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario